Les Corts fuerza la comparecencia de Xambó por sus insultos a los periodistas

La directora de À Punt y Xambó, en la última comisión parlamentaria de la televisión. / lp
La directora de À Punt y Xambó, en la última comisión parlamentaria de la televisión. / lp

Compromís, para no quedar aislado, se ha visto obligado a apoyar la iniciativa de Cs que PP, PSPV y Podemos respaldaban

F. RICÓS

valencia. La próxima comisión de Radiotelevisión valenciana y del espacio audiovisual tendrá un invitado muy especial. Si en la del pasado miércoles compareció la directora general de À Punt, Empar Marco, en la que teóricamente se debería de celebrar en mayo está obligado a acudir por sus insultos a periodistas y medios de comunicación el consejero a propuesta de Compromís Rafael Xambó.

El que posiblemente sea el miembro más influyente de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación fue citado por el grupo parlamentario de Ciudadanos hace meses para dar explicaciones ante «la posible incompatibilidad con el cargo por las graves y continuadas declaraciones contra los estamentos públicos, grupos políticos y sector periodístico».

Ciudadanos no se ha quedado solo en su reclamación y ha tenido el apoyo del resto de grupos con presencia en la comisión parlamentaria. Como ya publicó este periódico, la formación naranja iba a contar con el apoyo de PP, PSPV y Podemos. Sus portavoces ya se habían pronunciado a favor hace semanas. Fuentes parlamentarias explicaron que Compromís, ante el riesgo de quedarse solo, se subió al carro y aprobó también la comparecencia.

Hace prácticamente un año, en el mes de junio, Rafael Xambó llamó «discapacitados mentales, porquería, cloaca o profascistas» a empresas y profesionales de los medios de comunicación a través de una red social después de quejarse, mediante un comunicado, de lo que publicaban los medios de comunicación sobre À Punt. Esa queja se produjo en el consejo celebrado el 25 de mayo, pero no lo presidió su presidente, Enrique Soriano, sino otra de las consejeras de Compromís, Mar Iglesias. También hacía referencia a la «información innecesaria» sobre la nueva RTVV. Con ese comunicado se pretendía frenar la publicación de noticias que los representantes de Compromís no consideraban pertinentes para la apertura de À Punt.

El portavoz de Ciudadanos en la comisión parlamentaria de la tele, Toni Subiela, reclamó el pasado 26 de junio que el Consejo Rector de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación le abriese a Xambó un expediente y que, además, lo destituyeran.

En la comisión del pasado miércoles, Xambó -fue a apoyar a Empar Marco en su comparecencia- y la directora general de À Punt no dejaron de mostrar su complicidad antes de que Marco subiese al estrado a afirmar que la televisión no ofrecería corridas de toros, cargase contra el bou embolat y anunciase que las emisiones en pruebas de la televisión iniciarán el 25 de abril, a pesar de que lo anunciado hasta el momento es que entraría en funcionamiento al 100%. Una cuestión a la que se comprometieron con Podemos y Ciudadanos y por lo que estos últimos no se opusieron, como estaba previsto, sino que Subiela ofreció su visto bueno, señalaron fuentes de la anterior dirección parlamentaria que estaba liderada por Carolina Punset y Alexis Marí, que se desvincularon de la decisión.

Por otro lado, ayer se constituyó el Consell de la Ciutadania, órgano asesor sobre programación y contenidos del Consell Rector y de la directora general de À Punt. Cuenta con trece miembros, entre ellos Vicente Muñoz Puelles, designado por el Consejo Valenciano de Cultura o Fernando Moner y Lucía Peris, designados por la Conselleria de Economía.

Fotos

Vídeos