Les Corts, al filo de la telebasura

Caballero, dejando sobre la mesa de Cabedo un Reglamento, que segundos después la diputada le lanzó a los pies, ayer en Les Corts. / LP
Caballero, dejando sobre la mesa de Cabedo un Reglamento, que segundos después la diputada le lanzó a los pies, ayer en Les Corts. / LP

Cabedo llama «machirulo» a Caballero cuando el parlamentario deposita en su mesa el articulado de la Cámara en un gesto interpretado como una provocación Un diputado del PP entrega un Reglamento a otra de Podemos, que se lo tira a los pies

BURGUERA VALENCIA.

«La vida no imita al arte, imita a la mala televisión». Así reflexionaba un personaje de la película 'Maridos y Mujeres'. Ayer, en Les Corts, le dieron la razón. En la Comisión de Políticas de Igualdad de Género y del Colectivo LGTBI. Precisamente. El espacio parlamentario creado para impulsar el respeto a la diversidad. Allí se pudo presenciar una escena propia de esos programas juveniles con las hormonas al borde de la deflagración. Vaciles, insultos y humillaciones. Un gesto interpretable como una provocación por parte de un diputado del PP fue replicado desde Podemos con una de las actitudes más despectivas de la legislatura.

Cuando la comisión entraba en su tramo final, tras dos horas y media, la diputada de Podemos Cristina Cabedo quiso intervenir. La presidenta, también podemista, Llum Quiñonero, le preguntó a qué se debía su deseo de hablar. Cabedo admitió desconocer el artículo del Reglamento al que se podía acoger para pedir hablar, y apeló a la «dinámica» parlamentaria.

En ese momento, el diputado del PP Juan Carlos Caballero se levantó y puso sobre la mesa de Cabedo el texto con el articulado. Según explicó posteriormente el parlamentario popular, su intención era «facilitarle un Reglamento, ya que no se lo sabe. No lo hice con mala intención». El gesto es interpretable y puede considerarse una guasa, una interrupción inoportuna. Cabedo, que no vio llegar a Caballero, al observar que sobre su mesa aparecía un Reglamento, empezó a decir «no me hace falta» mientras se giraba, y al ver que era el diputado popular cambió de registro: «El 'mansplaining' (lección que pretende dar un hombre a una mujer, de manera condescendiente o paternalista) te lo guardas». Y cogió el Reglamento y se lo lanzó a Caballero, que se quedó paralizado. Con el libro a los pies del diputado, Cabedo clamó: «Esto es un 'machirulo' viniendo a mí a decirme lo que tengo que hacer o dejar de hacer». Durante un minuto se produjo un intercambio de exclamaciones. Cabedo replicaba («no he perdido los papeles») mientras Quiñonero intentaba poner orden, ante lo cual la podemista le reprochó a la presidenta: «Le pediría que impusiera el silencio cuando ha de imponer silencio».

«Esto es un 'machirulo' viniendo a mí a decirme lo que tengo que hacer», clamó la podemista

Los populares reclamaron una rectificación por el insulto. Fundéu BBVA (creada para analizar el uso del idioma español) señala que 'machirulo' quizá es un acrónimo de 'macho' y 'chulo', un modo de acusar a alguien de machista de forma coloquial y despectiva. El 'Diccionario gay-lésbico', de Félix Rodríguez, indica que 'machirulo' se aplica despectivamente a un hombre gay con formas convencionalmente muy masculinas. A elegir. Quiñonero se dirigió a su compañera: «Creo que debe reconsiderar el gesto». Sin éxito. El PP abandonó la comisión. No fueron los únicos.

Fernando Delgado, diputado del PSPV, se levantó inmediatamente, incómodo por una réplica entendible en un 'tronista' (personaje creado en uno de esos concursos televisivos donde los jovenzuelos se cortejan y chulean), pero insólito entre diputados. Delgado no gana para exabruptos. Hace unas semanas, cuando afeó a Rafael Xambó su tono en las redes sociales, ya tuvo que escuchar por parte del consejero de À Punt una supuesta disculpa por no ser tan «refinado» como Delgado.

«Se acerca el verano y la gente está acalorada. Caballero se ha entrometido con un gesto displicente, feo, pero eso no justifica lo otro, no es razonable», relataron ayer desde el PSPV, cuyas señorías no tienen ni que encender un plasma para presenciar telebasura.

Más

Fotos

Vídeos