Les Corts comienza a negociar el nuevo Consell de Cultura tras 10 meses en funciones

Diputados valencianos durante un pleno de Les Corts. / I. Marsilla
Diputados valencianos durante un pleno de Les Corts. / I. Marsilla

El tripartito necesita al menos los votos de Cs para sacar adelante una propuesta que las formaciones admiten que está poco avanzada

A. CERVELLERA

Valencia. La renovación de los organismos consultivos en la Comunitat se ha convertido en uno de los temas más complicados de abordar esta legislatura al precisar de un amplio consenso parlamentario que implica que la gran mayoría de grupos políticos cedan y lleguen a un acuerdo. Tras la difícil designación de los nuevos miembros del Consell Jurídic Consultiu, que se votó el pasado septiembre después de más de un año de bloqueo, los partidos parecen dispuestos a comenzar a negociar la renovación del Consell Valencià de Cultura, cuyos consejeros llevan 10 meses en funciones.

El Consell Valencià de Cultura es una institución consultiva encargada de asesorar a la Generalitat en materia de cultura valenciana, con la misión de velar por la defensa y la promoción de los valores lingüísticos y culturales propios de la Comunitat. El mandato de los 21 miembros tiene que abordarse cada seis años y es necesario una mayoría de dos tercios de Les Corts para que salga adelante, lo que en esta legislatura implica, al menos, que el tripartito de PSPV, Compromís y Podemos consiga los votos de Ciudadanos. El organismo, que en 2018 cuenta con un presupuesto de casi millón y medio de euros, no otorga un sueldo fijo a cada uno de los componentes del mismo sino que tienen una cantidad asignada para dietas que se concede en función de las reuniones celebradas.

Los grupos parlamentarios del tripartito apuntan que, aunque la negociación está poco avanzada, sí que han comenzado los primeros contactos. Además, confirman que existe una voluntad de que todos los grupos queden integrados en el consejo y puedan designar miembros en función del número de diputados con los que cuentan en Les Corts. Esto implica que sea el PP la formación que más consejeros pueda proponer. Tras el pacto de las cuotas, los principales escollos de la negociación son los posibles vetos que se puedan dar entre los partidos, una situación que ya se ha dado esta legislatura en otras negociaciones, y cumplir con la ley de paridad, que también ha sido un impedimento en otros órganos.

Las cuotas, los vetos y la paridad son los puntos que tienen que negociar los grupos parlamentarios

Compromís parece que es el partido que va a intentar liderar la renovación. Fran Ferri, síndic de la coalición, resaltó ayer a través de un comunicado que «el mandato de los miembros del Consell Valencià de Cultura ya se ha terminado hace unos meses entendemos que los grupos parlamentarios debemos acometer sin más dilación su renovación». Ferri recordó que actualmente entre los 21 miembros del ente sólo hay 5 mujeres y a partir de la renovación un 50% de los miembros deberán ser mujeres.

Entre los consejeros que forman parte del órgano aún está presente Consuelo Císcar, exdirectora del IVAM hasta el año 2014, que se encuentra investigada por su gestión al frente del museo. Por ello, entre los grupos se insta a acometer la negociación para sustituirla en el menor plazo posible.

Fotos

Vídeos