El conseller Vicent Soler se reúne con Podemos para perfilar las cuentas autonómicas de 2018

Vicent Soler, en Les Corts.
Vicent Soler, en Les Corts. / Irene Marsilla

El conseller culpa a Les Corts de que se apruebe ahora corregir partidas del presupuesto de este año, que entró en vigor hace siete meses

D. Burguera
D. BURGUERAValencia

A mediodía del jueves, el conseller de Hacienda, Vicent Soler, se reunió con los miembros de Podemos encargados de los datos presupuestarios. Fue la primera cita entre el Consell y los podemistas, que desde hace una semana pretendían tener un encuentro con el responsable de las arcas públicas autonómicas. Soler consideró la reunión como «una primera toma de contacto». Su departamento comienza ahora a esbozar las líneas generales del presupuesto de la Generalitat para 2018, principalmente acotando cuáles serán los gastos ineludibles con el fin de saber con qué margen de maniobra contará el Consell para sus políticas. Desde Podemos (que envió a la cita al síndico en Les Corts, Antonio Montiel y al diputado David Torres) aseguran que este año no se han delimitado líneas rojas porque el Ejecutivo valenciano ni siquiera puede precisar con detalle de cuánta financiación dispondrá el año próximo. El encuentro entre Soler, Montiel y Torres duró más de media hora y transcurrió sin tensiones. Los podemistas ya han aprendido la lección que su principal baza política es actuar sobre los presupuestos autonómicos, que el año pasado enmendaron en varios capítulos trascendentes y aseguran que volverán a «apretar las tuercas» al Consell.

Soler admite la lentitud para aprobar la rectificación de errores en las cuentas

A pesar de admitir que es necesario iniciar las negociaciones con tiempo, la sesión plenaria que finalizó ayer demostró que las cuentas públicas del actual Consell se sabe cuándo se empiezan a elaborar pero no cuándo se acaban. Les Corts aprobó los presupuestos para el presente ejercicio a finales de 2016. Entonces se produjo una curiosa situación que se ha prolongado hasta la semana que ahora acaba. Había que ajustar las cifras pero no se hizo. Les Cors aprobó ayer la propuesta de corrección de errores de enmiendas, cerca de una quincena. Han pasado siete meses. Soler admitió que las partidas han logrado la luz verde tarde, pero echó la culpa a Les Corts y «sus procedimientos». Desde Podemos afirmaron ayer que lo ocurrido con esas enmiendas «es un desastre» y consideraron que en Hacienda «a alguien se le cruzó los cables». El diputado del PP Rubén Ibáñez se preguntó cómo es posible que «nadie haya dimitido ni haya sido cesado» en la conselleria.

Fotos

Vídeos