El Consell se queda con un piso de uno de los condenados en el caso Cooperación

EP

valencia. La sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha adjudicado a la Generalitat el pleno dominio de una serie de bienes inmuebles, por la cantidad de 143.075,77 euros, de un condenado en el caso Cooperación, por el que cumple condena firme en prisión el exconseller de Solidaridad, Rafael Blasco.

Esta cantidad se entiende percibida por la Generalitat Valenciana a cuenta de las responsabilidades perseguidas, según el decreto del letrado de la Administración de Justicia. En este caso se trata de una finca con plaza de garaje y trastero en la calle Carcaixent de Castellón, propiedad de Marcial López, en su día presidente del patronato de la Fundación Cultural y de Estudios Sociales (Cyes), condenado a tres años y nueve meses de prisión. López utilizó dinero destinado al Tercer Mundo para adquirir dos inmuebles en la avenida Ausias Marcha de Valencia.

En esta pieza del caso Cooperación, el tribunal Supremo en 2015 fijó la indemnización en 1,6 millones de euros, a cargo, entre otros, de Marcial López en beneficio de la Generalitat. Las fincas de su propiedad se tasaron en 204.000 euros y el pasado 29 de noviembre se acordó la convocatoria de pública subasta, donde la mejor postora ofreció 64.390 euros, una cantidad inferior al 70 por ciento del valor a efectos de esa subasta.

No se ha mejorado la oferta y la sala, en la resolución de este martes, ha adjudicado el pleno dominio de esos bienes inmuebles a la Generalitat. «La gente no solo quiere la consecuencia penal, sino que se devuelva hasta los últimos céntimos que se robaron», señaló en su día la vicepresidenta y portavoz, Mónica Oltra.

Con el bien adjudicado ayer ya son cuatro los inmuebles que han pasado a manos del Consell para saldar la responsabilidad civil.

Fotos

Vídeos