El Consell prepara subidas de hasta 12.600 euros a los altos cargos que son funcionarios

Gabriela Bravo pasa por detrás de Ximo Puig y Mónica Oltra en Les Corts. / Damián Torres
Gabriela Bravo pasa por detrás de Ximo Puig y Mónica Oltra en Les Corts. / Damián Torres

El articulado de la ley de presupuestos prevé que podrán cobrar la carrera profesional en el grado que tengan reconocido

F. M.Valencia

20 de noviembre de 2015. La vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, comparece como cada viernes ante los medios de comunicación y se muestra reacia a abrir un debate sobre los sueldos de los altos cargos. «Los consellers nos consideramos bien pagados y no es tiempo de debate». Un año después, el 25 de noviembre de 2016, Oltra ya no deja la puerta cerrada a cal y canto. Dice que los consellers se consideran «bien pagados» aunque «en algún momento» se podría hablar de sueldos, «sin demagogia y con normalidad». La número dos del Consell viene a justificar en ambas ocasiones el rechazo de su partido a las enmiendas que presentan los socialistas valencianos al proyecto de ley de presupuestos con las que tratan de subir el sueldo de los altos cargos, con una remuneración en ocasiones inferior a las de algunos altos funcionarios.

Pero a la tercera va la vencida. El Gobierno valenciano formado por PSPV y Compromís ha incorporado al articulado del proyecto de ley de Presupuestos de la Generalitat para 2018 un mecanismo que, en la práctica, permite que los altos cargos de la administración autonómica -presidente, vicepresidente, consellers, secretarios autonómicos, directores generales y subsecretarios- que sean funcionarios vean mejoradas sus remuneraciones hasta un máximo de 12.600 euros al año. La cantidad, teniendo en cuenta el sueldo de los altos cargos -el de Puig es 68.795 euros, pero el de los demás se mueve en una horquilla que va de 54.373 a los 58.757 euros- supone en algunos casos incrementos superiores al 20%. El debate sobre el aumento de los sueldos de los altos cargos evita en esta ocasión el siempre costoso (en términos de imagen) trámite parlamentario y aparece directamente en la ley de presupuestos. El apartado 5 del artículo 30 de la ley de presupuestos recoge, como en 2017, que 'el personal funcionario declarado en servicios especiales por ser miembro del Consell, o alto cargo de la Administración de la Generalitat, tendrá derecho a la percepción, referida a catorce mensualidades, de los trienios que pudiera tener reconocido como personal funcionario, los cuales se abonarán con cargo a los créditos que se incluyen al efecto en los estados de gastos'.

A continuación, y como novedad, añade: 'Igualmente el citado personal tendrá derecho a la percepción del complemento de carrera administrativa o de desarrollo profesional, en función del grado de desarrollo profesional en el sistema de carrera horizontal que tuviera reconocido. En el caso de que se tratara de funcionarios pertenecientes a cualquiera de los diferentes cuerpos docentes, el citado personal tendrá derecho a percibir el componente retributivo relacionado con la formación permanente que tuviera reconocido'.

Más información

Es decir, lo que el Consell hace es abrir la puerta a que los altos cargos que tengan reconocida la carrera profesional como empleados públicos podrán solicitar que, junto a su sueldo, se les abone el correspondiente plus. ¿Y en qué condiciones? La medida, de aplicación para todos los altos cargos que sean funcionarios del grupo A, que son la inmensa mayoría -con el título de Doctor, Licenciado, Ingeniero, Arquitecto o equivalente- se detalla en uno de los anexos del presupuesto. Para los funcionarios que dispongan del Grado de Desarrollo Profesional (GDP) I -con cinco años en el grado de acceso- verán mejoradas sus retribuciones anuales en 3.153,22 euros; los que tengan el GDP II, en 6.306,30 euros; los de GDP III, en 9,459, 38 euros; y los de GDP IV, en 12.612,60 euros. Para disponer de este último grado, los altos cargos deben disponer de una trayectoria como empleado público de al menos 16 años. Y es a partir de los 21 cuando se dispondría de la cuantía máxima. Consellers como Gabriela Bravo o Vicent Soler se verán favorecidos con la medida, aunque también muchos secretarios autonómicos y directores generales del actual Gobierno valenciano.

El incremento retributivo de los altos cargos que sean funcionarios se suma a otros complementos como el del 'pisito', un plus para aquellos miembros del Consell que viven fuera y tienen que alquilar una vivienda. Ese plus es de un 14% de su retribución bruta anual, de manera que algunos altos cargos se pueden encontrar con una nómina mejorada respecto al sueldo estricto.

Más

Fotos

Vídeos