El Consell da un notable alto al texto de los expertos en financiación

Ximo Puig, flanqueado por Clara Ferrando, Vicent Soler y Francisco Pérez, ayer en el Palau.
Ximo Puig, flanqueado por Clara Ferrando, Vicent Soler y Francisco Pérez, ayer en el Palau. / irene marsilla

El Gobierno valenciano pasa de puntillas sobre los aspectos del informe contrarios a su política respecto a subir el IVA y establecer más copagos

BURGUERA VALENCIA.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se reunió ayer junto al conseller de Hacienda, Vicent Soler, con Francisco Pérez, el representante de la Comunitat en el grupo de expertos encargados de revisar el sistema financiero. El encuentro se zanjó con un balance positivo del texto que hoy presentará el ministro Montoro ante el Consejo de Política Fiscal y Financiera. El informe se valora con un «notable alto» porque se considera que las líneas generales del análisis van por la misma senda que el Gobierno valenciano. El Consell señala que los expertos han coincidido con la Generalitat a la hora de diagnosticar la situación, y en ese sentido, Puig se mostró enteramente satisfecho. Pasó de puntillas, sin embargo, respecto a los asuntos del informe que discrepan de los criterios del Ejecutivo valenciano.

Los expertos descartan inicialmente una quita de la deuda y señalan como instrumentos válidos para incrementar los ingresos tanto el IVA como fijar nuevos copagos. En estos tres asuntos, el criterio del Consell es claramente distinto. Sin embargo, el presidente de la Generalitat consideró que centrarse en esas diferencias sería «un reduccionismo que no tiene nada que ver con la realidad». Puig prefiere destacar que el informe recoge «las líneas argumentales que defendemos nosotros», si bien recalcó que «no vamos a poner más copagos». Por su parte, Pérez advirtió que cualquier asunto relacionado con el IVA «se establece como una posibilidad que debería consensuarse por parte de todas las autonomías». En lo que se refiere a la quita, el experto admitió que «la mayoría» defiende una posición distinta, si bien espera «a ver qué pasa»; es decir, que aún queda margen para la negociación.

«El análisis recoge gran parte de nuestros argumentos, va en la buena dirección. Ya se asume que la Comunitat está infrafinanciada y que sufre una posición de discriminación. También se da por buena la tesis de que el conjunto del sistema autonómico tiene un problema de financiación y que debe realizarse un nuevo reparto global de todos los recursos en base a la necesidad de atender a la población. Además, se ha establecido la imposibilidad de mantener el actual 'statu quo' con más corresponsabilidad fiscal, repensar la aportación de las comunidades forales y la gestión tributaria compartida. El Gobierno debe asumir el estado de las autonomías y que la redistribución del poder y las competencias también supone una redistribución de los fondos», resumió Puig, para quien la Generalitat «no renuncia a negociar el problema de la deuda».

Por su parte, la vicepresidenta de la Generalitat y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, señaló que el Gobierno autonómico «seguirá defendiendo la quita de la deuda» porque «no es responsabilidad» suya. Al respecto, indicó que «la responsabilidad es del Estado por un desequilibrio inconstitucional de la distribución de recursos».

En cuanto a los grupos parlamentarios, la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, quiso esperar a conocer bien el documento, aunque añadió que las primeras informaciones apuntan a que es «positivo» para la Comunitat Valenciana. Así, pidió «altura de miras para todo el mundo» con el objetivo de llegar a un cambio de modelo «pactado» entre todos.

Por su parte, el portavoz de los socialistas en la Cámara, Manolo Mata, se mostró preocupado por la postura del comisión de expertos respecto a la quita de la deuda, que reivindicó como necesaria para «dar oxígeno» a la Comunitat y para posibilitar a la Generalitat su accesos a los mercados financieros. En esta misma línea se pronunció el portavoz de Compromís, Fran Ferri, quien consideró que el Estado debería hacer una «excepción» con la Comunitat respecto a la quita de la deuda para suprimir esa «carga financiera».

Desde Podemos, Antonio Montiel dijo que Puig «ha cometido un error confiando en exceso en una solución técnica del problema de la financiación», que a su juicio es «estructural» y debe afrontarse también desde la política. Mari Carmen Sánchez, de Cs, señaló, respecto a la quita de la deuda, que si todas las CCAA que tienen ese déficit acumulado pidieran que se condonara se entraría en una crisis «que no permitiría pagar» y se crearía una brecha en el sistema nacional.

Más

Fotos

Vídeos