El Consell logra pagar por primera vez a los proveedores en menos de 30 días

EFE

valencia. El Gobierno valenciano situó el periodo medio de pago a proveedores en 28,51 días en diciembre de 2017, lo que ha supuesto cumplir por primera vez con el plazo legal de treinta días fijado en la Ley de Morosidad.

La reducción del plazo de pago ha sido posible, según la Generalitat, «a pesar de la grave infrafinanciación» que padece la Comunitat Valenciana y que se mantiene en el tiempo, porque el Gobierno central «sigue incumpliendo su compromiso y sigue sin aprobar» un nuevo modelo de financiación autonómica que «ponga fin a la discriminación financiera».

Según explicaron desde la Conselleria de Hacienda en un comunicado, la falta de un nuevo modelo de financiación provoca que «la única vía de liquidez» al margen de las entregas a cuenta que tiene la Comunitat Valenciana sea la liquidación del sistema de financiación y el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). En el caso de la liquidación, el grueso se recibió en el mes de julio, cuando las arcas de la Generalitat ingresaron 1.186 millones por la liquidación del año 2015.

En relación a la liquidación, en los meses de febrero, marzo y abril de 2017 se recibieron pequeños anticipos que fueron compensados con ingresos del FLA ordinario en el mes de mayo, dejando el contador a cero. En junio de 2017 se recibió un anticipo de 494,10 millones que, sumado a los 1.186,26 millones de la liquidación transferida en julio, deja el total ingresado por la liquidación de 2015 en 1.680 millones, según informaron desde la Generalitat.

Fotos

Vídeos