El Consell incrementa las partidas más opacas de los gastos sin presupuestar

El conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz. / Damián Torres
El conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz. / Damián Torres

El apartado de 'Otros', el más ambiguo de la caja fija, crece un 11% desde que PSPV y Compromís llegaron a la Generalitat

D. Burguera
D. BURGUERAValencia

La caja fija es un apartado en los gastos de las instituciones reservado para aquellos desembolsos no presupuestados. Desde dietas a combustible pasando por reparaciones de mantenimiento. Imprevistos. Ahí acabaron muchos desembolsos que la oposición consideró, en la etapa del PP en el Consell, improcedentes. PSPV, pero sobre todo Compromís y Esquerra Unida, convirtieron la caja fija en la de Pandora. Sin embargo, la parte más opaca de esa caja fija, lejos de menguar con la llegada de la izquierda a la Generalitat, se ha incrementado. Bien es cierto que los gastos sin presupuestar del actual Gobierno valenciano se han congelado. No se gasta más que en los años del PP en lo que respecta a alquileres, consumos energéticos, combustible, dietas material de oficina... No, el dinero consignado en los numerosos subconceptos económicos que se han incluido desde 2015 es similar, o incluso algo menor que el gastado en la etapa del PP.

Sin embargo, hay uno de esos apartados que no mengua, sino que crece tras la implantación del 'espíritu botánico'. En todas las cajas fijas que maneja la Generalitat existe un apartado, el de 'Otros', donde van gastos inclasificables, ambiguos, no especificados. Se trata, precisamente por su indefinición, de la consignación más opaca de las cajas fijas, y se trata, además, de uno de los que ha crecido desde 2015, el 11,5%, sin que desde la Conselleria de Transparencia se haya detectado el porqué. Todavía.

Si en los nueve primeros meses de 2015 se consignaron en 'Otros' facturas procedentes de todos los departamentos de la Generalitat por un valor de 389.000 euros, al año siguiente, 2016, la cantidad se incrementó hasta los 415.000 euros entre todas las consellerias. Este año, la cifra llega a los 434.000 euros. Un incremento en dos años que supera el 11%.

Desde la Conselleria de Transparencia se asegura que se ha realizado un esfuerzo por parte del Consell para incrementar los conceptos donde ir encuadrando los gastos de caja fija, con el fin de tenerlos mejor identificados. Desde 'Agua', los abonos por el consumo de este tipo de suministro, hasta 'Vestuario', el último inventariado como posible para incluir facturas, hay más de un centenar de subconceptos. Pues bien, aún así, a pesar de quererlo detallar al máximo, el apartado de 'Otros' (al margen de 'Otros gastos diversos', u 'Otro Material de Oficina', ya de por sí generosamente ambiguos) sigue creciendo año a año. Además, el número de veces que se ha ido empleando en cada ejercicio desde que llegó Compromís y PSPV al Consell, también ha aumentado. La cantidad de asientos clasificados como 'Otros' han pasado de 400 entre enero y septiembre de 2015, a unos 430 en el mismo periodo de 2017.

Sin poder ofrecer una explicación concreta, desde la Generalitat sí se apunta que estas partidas son verificadas por funcionarios que, en algún caso, y ante la duda de dónde consignar el gasto, lo pueden haber situado en el cajón desastre de los 'Otros'.

Sanidad es la conselleria que acumula más apuntes contables de este tipo en 2017, seguida de Educación (hasta cierto punto lógico, por ser las que cuentan con más presupuestos y contingencias). Sin embargo, cerca de la conselleria de Vicent Marzà se sitúa Justicia, un área muy menor en el Consell en cuanto a su presupuesto. Economía es la conselleria más escrupulosa y en lo que va de año sólo deriva a 'Otros' un asiento de 92 euros.

Más

Fotos

Vídeos