El Consell aprovecha la mejora salarial a los funcionarios para subirse también el sueldo

La Diputación Permanente, ayer en Les Corts.
La Diputación Permanente, ayer en Les Corts. / IRENE MARSILLA

PP y CS critican que se utilice la adaptación a la norma del Gobierno central para pagar más a los altos cargos a pesar de sostener que la Generalitat es inviable

BURGUERA

valencia. La Diputación Permanente de Les Corts ha convalidado este miércoles el decreto ley aprobado por el Consell que modifica la Ley de Presupuestos de la Generalitat para 2017, y que fija la subida salarial del 1% para todos los funcionarios y establece la tasa de reposición de la oferta de empleo público. La ratificación del decreto ha salido adelante con los votos a favor de todos los grupos excepto el PP, que se ha abstenido por considerar que el Ejecutivo valenciano está aprovechando su obligación de trasladar a los funcionarios las medidas aprobadas por el Gobierno central (mejora salarial del 1%) para incluir en ese paquete de subida salarial a los altos cargos del Gobierno autonómico en ese mismo porcentaje: presidente, consellers, secretarios autonómicos, directores generales, subsecretarios y asesores, cerca de 200 personas.

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, se encargó de defender ayer la subida salarial en la Diputación Permanente, una especie de foro parlamentario de excepción configurado para los meses de verano. A este órgano subsidiario lleva el Consell la mejora de sus propios sueldos, si bien los partidos que los sostienen (PSPV, Compromís y Podemos) votan sistemáticamente en contra de que acudan a la Diputación los miembros del Gobierno valenciano a los que la oposición reclama comparecencias. Es el caso de Marzà o Puig (respecto al decreto de plurilingüismo), Oltra (en relación a su viaje a Oriente Medio) o Cebrián ( por el brote de Xylella fastidiosa que afecta a Alicante). Soler explicó que el decreto es una transposición de la norma del Gobierno central. A su juicio, el texto también pone fin a «años de congelación» salarial de los funcionarios y «adecúa» los presupuestos de la Generalitat a los del Estado. Ni una mención a que también los altos cargos de la Generalitat aprovechan la medida. Sobre ese aspecto sí incidió y mucho el PP, y en menor medida Ciudadanos.

El diputado del PP Rubén Ibáñez señaló que los miembros del Consell «tienen que cobrar cuando cobren todos los ciudadanos», y recordó los impagos a farmacias o a centros especiales de empleo. Desde el PSPV, Rosa Peris, señaló que el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha aplicado este 1% en la subida salarial. La portavoz de Ciudadanos, Mari Carmen Sánchez, también cuestionó la subida al considerar que el Ejecutivo «ha suspendido» en gestión y «no ha cumplido las expectativas». La oposición recalcó la incoherencia del Consell a la hora de abusar del discurso de la inviabilidad de la Comunitat a cuenta de la infrafinanciación mientras se incluyen, nuevamente, en una medida que el Gobierno central establece para los funcionarios y no para los altos cargos.

En el cruce dialéctico, Compromís reprochó al PP su posición actual respecto a la subida de sueldos. La diputada popular María José Català recordó que la medida del Gobierno valenciano que presiden Ximo Puig y Mónica Oltra va justamente en sentido contrario a la adoptada hace ahora cuatro años por el Consell de Alberto Fabra. Sacudido por un déficit galopante y por una situación financiera cercana al colapso, el Consell popular contrajo el compromiso en 2012 de rebajar el sueldo de los miembros del Gobierno valenciano, y de sus altos cargos, en el caso de que no se cumpliera el objetivo de déficit. Ese tope no se cumplió ni de lejos -se fijó el 1,5% del PIB y terminó siendo del 3,52%- de manera que en julio de 2013, con esos datos de déficit de 2012 ya oficiales, el Gobierno valenciano acordó en pleno una rebaja del 2,02% de sus sueldos. Fabra pasó de cobrar 67.615 euros brutos al año a quedarse en 66.250 euros. Las dos subidas registradas hasta ahora en los sueldos de los altos cargos del actual Consell suponen que Puig vaya a cobrar 68.975 euros anuales brutos.

La bajada de sueldo sólo se produjo en esa ocasión -no hubo ninguna subida- y se ligó al incumplimiento del objetivo del déficit. El Consell de Puig y Oltra tampoco lograron cumplir el déficit de 2016, pero no llegaron a asumir ningún compromiso de rebaja de sueldo. Y lo que han hecho ha sido seguir el camino contrario: subirlo. Una mejora que quizá no sea la última. En dos ocasiones, el PSPV ha intentado subir los sueldos de los altos cargos a través de enmiendas a los presupuestos autonómicos.

Fotos

Vídeos