Un consejero recurre a la Abogacía por el veto de Grisolía a un texto sobre Cataluña

Santiago Grisolía. / d. torres

El miembro del Consell de Cultura que presentó una declaración por la unidad de España pide que se analice si el presidente incumplió la ley al impedir la votación

N. CAMACHO

valencia. La Abogacía de la Generalitat tendrá que analizar si el presidente del Consell Valencià de Cultura (CVC), Santiago Grisolía, imcumplió la legislación al impedir el pasado lunes durante el pleno de la institución que se votar una declaración a favor de la unidad de España y en la que se instaba al presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, a «la urgente desconvocatoria del ilegal referéndum secesionisa, en aras de la cordura y la concordia social».

El pasado lunes, el consejero José María Lozano, pidió a los miembros que votaran una declaración por «la defensa de la unidad de España y la soberanía popular». Según adelantó LAS PROVINCIAS, el profesor Grisolía vetó que este texto pudiera ser debatido por los consejeros. Ante este hecho, según fuentes consultadas por este periódico, Lozano ha pedido al CVC que recurra a la Abogacía de la Generalitat para que analice si la actuación del presidente del ente autonómico fue ajustada a derecho.

Es más, según estas mismas fuentes, el consejero ha anunciado al organismo que él también encargará de manera personal otro informe en el que se estudie si el comportamiento del presidente incurre en algún tipo de delito.

Preguntado por este diario, el secreatario del CVC, Jesús Huguet, negó que se hubiera cometido ninguna infracción y alegó dos razones por las que la declaración no llegó a votarse en el pleno. La primera, que el consejero Lozano no había informado con 48 horas de antelación de la presentación de ese documento al pleno y, por lo tanto, no constaba en el orden del día del pleno y no podía seguir los cauces administrativos habituales en el ente. Asimismo, justificó la negativa a la votación en que «el Consell Valencià de Cultura tiene competencias en la Comunitat, no fuera, y no puede exigirle nada al presidente de la Generalitat de Cataluña», afirmó Huguet. Sin embargo, la institución sí aprobó ese mismo día un informe en el que mostraba su preocupación por la situación de los refugiados en el Mediterráneo. En este sentido, Huguet insistió en que los miembros del organismo autonómico respetan la ley. «Claro que estamos con la Constitución todos los miembros del CVC», aseveró.

El texto completo de la declaración rezaba que el Consell Valencià de Cultura «hace constar su firme convicción y defensa de la unidad de España, de la soberanía nacional, del respeto escrupuloso de las leyes y del marco constitucional español, garantías de orden y la convivencia democrática. E insta al presidente de la Generalitat Catalana a la urgente desconvocatoria del ilegal referéndum secesionista, en aras de la cordura y la concordia social».

Fotos

Vídeos