Condenado por apropiarse de 60.000 euros de la caja del Ayuntamiento

El empleado público de Cocentaina, que era auxiliar de tesorería, logró el dinero tras manipular la contabilidad

EFE

Un funcionario de la localidad alicantina de Cocentaina ha sido condenado a dos años de prisión por un delito de malversación al haberse apropiado de 60.500 euros de las arcas municipales. Así se establece en la sentencia hecha pública ayer por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), que valida un acuerdo previo de la fiscalía, la acusación particular y la defensa.

Los hechos ocurrieron entre 2009 y 2015, cuando el acusado, funcionario de carrera del Ayuntamiento de Cocentaina que ejercía como auxiliar de tesorería, se apoderó de dicho dinero tras «manipular la contabilidad».

Concretamente, el procesado simuló ingresos desde la caja de recaudación municipal a una cuenta bancaria y simultáneamente registró devoluciones ficticias de garantías depositadas en metálico por concesión de licencias de obras.

El desfalco fue descubierto y el consistorio abrió un expediente disciplinario al acusado el 21 de octubre de 2015, según se relata en la resolución judicial. El condenado ha reconocido el fraude y ha devuelto ya a las arcas públicas la totalidad del dinero sustraído, así como otros 5.095 euros en concepto de intereses.

El caso debía juzgarse ante un jurado popular en la Audiencia de Alicante, pero el acuerdo al que han llegado previamente la fiscalía, la acusación particular -que ejerce el propio Ayuntamiento de Cocentaina- y el procesado ha evitado la celebración de la vista. La sentencia declara al condenado autor de un delito continuado de malversación, pero aprecia en su conducta dos atenuantes: confesión y reparación del daño.

Además de los dos años de prisión, el funcionario, que no ingresará en la cárcel al haber sido suspendida su pena por la magistrada, ha sido condenado a tres años y nueve meses de inhabilitación absoluta para el ejercicio de cualquier cargo público.

Fotos

Vídeos