El PP de la Comunitat cierra filas para defender los Presupuestos de Montoro

La portavoz del PPCV en Les Corts, Isabel Bonig, ayer. / DAMIÁN TORRES
La portavoz del PPCV en Les Corts, Isabel Bonig, ayer. / DAMIÁN TORRES

El Consell arremete en Les Corts contra los partidos en la oposición por unos PGE que tilda de «antivalencianos»

BURGUERA

valencia. El engranaje de la maquinaria jerárquica y piramidal del PP se ha puesto en marcha. Como los Panzerkampfwagen Tiger Ausf, tanques alemanes de gran tonelaje, una vez arrancan los populares no se detienen y se lanzan con todo el peso de su organización, blindada frente a las críticas, que en este caso se traduce en el fuego proveniente de buena parte de la sociedad valenciana a cuenta del proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Partidos de izquierdas, patronal y federaciones vecinales han puesto en su punto de mira a los populares tras conocerse unas partidas que sitúan a la Comunitat en el antepenúltimo puesto de España en inversión por habitante.

En la provincia de Valencia sonó ayer la corneta del PP y se reunieron por la mañana diputados, senadores y cargos públicos de toda condición para aunar discurso de cara a propagarlo cuanto antes. A la vez, se difundía una nota del miembro de la comisión de Fomento del Congreso de los Diputados y diputado nacional, Óscar Clavell, en la que se hacía hincapié en las bondades de los PGE para Castellón. Pocas horas más tarde, desde el PP de Paterna se afirmaba que la localidad valenciana recibiría 78 millones para el desdoblamiento de la N-220 y el palacio de justicia del municipio paternero. Desde Alicante, los populares reclamaron «responsabilidad» al resto de partidos políticos para aprobar unas cuentas que «benefician a las personas» y preparan «las inversiones que necesita la provincia», según un comunicado firmado por la senadora Adela Pedrosa y el diputado Joaquín Albadalejo. Filas prietas y cerradas. Es la guerra.

En Les Corts, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, arremetió contra la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, y, de paso, mandó un recado a la síndica de Cs, Mari Carmen Sánchez, instándoles a que sus formaciones en el Congreso enmienden los PGE «por lealtad con los valencianos» por considerar que el proyecto presupuestario presentado el pasado martes por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, «está atacando la capacidad» de la Comunitat y «acabando con nuestras posibilidades de crecimiento».

Bonig replicó al jefe del Consell pidiéndole igualmente «lealtad» pero en sentido contrario, para que los socialistas «aprueben unos presupuestos que invierten en pensionistas, en el Corredor Mediterráneo, en empleo y que traen agua», y recalcó que los PGE suponen una inversión de 800 millones para infraestructuras en la Comunitat, un 23% más que el año anterior. Un día antes, el miércoles, la líder del PPCV evitó, por activa y pasiva, valorar la comparativa de los presupuestos en cuanto a la inversión por territorios y renta per cápita. Bonig es consciente de los puntos débiles de los PGE y busca poner el foco en los datos que puedan beneficiar a sus siglas. En el bando opuesto, la vicepresidenta Mónica Oltra también salió a la palestra para acusar a Cs de tener «mala conciencia» por apoyar unos PGE que sitúan a la Comunitat «a la cola en inversiones». «Están apoyando la política antivalenciana del PP», señaló Oltra buscando una crítica con carambola, a dos bandas.

Más

Fotos

Vídeos