Compromís ya planteó en 2016 que los militares abandonasen Capitanía

Oltra, Puig y Morera, en Capitanía, durante la conmemoración de los 600 años de la Generalitat, junto al teniente general, Francisco José Gan. / LP
Oltra, Puig y Morera, en Capitanía, durante la conmemoración de los 600 años de la Generalitat, junto al teniente general, Francisco José Gan. / LP

Los nacionalistas reclaman desde hace un lustro «la retirada de todo el material armamentístico» en Expojove

B. F. VALENCIA.

Compromís ya expresó hace dos años, casi exactos, su deseo de 'desmilitarizar' la principal sede del Ejército en Valencia, Capitanía General. «Hace unas semanas se ha sabido que la capilla de San Vicente Ferrer ha sufrido una agresión al ser repintados con purpurina sus dorados originales, y que los estucos han sido pintados con pintura plástica. También se ha arrancado el sagrario del altar mayor con total impunidad. Un atentado al que hay que sumar el hecho de que hace unos años desapareció una talla de San José, obra de Ignasi Vergara, que sigue desaparecida y sin que se haya presentado la pertinente denuncia», explicó en mayo de 2016 la diputada de Compromís Maria Josep Ortega, que entonces, al igual que ahora, era la responsable de la iniciativa presentada por la coalición.

«La presentamos en 2016 pero decayó, no llegó a votarse en aquel periodo de sesiones, y la hemos vuelto a presentar. Lo único que se modifica es que en 2016 no se realizaban ni jornadas de puertas abiertas ni se había firmado el convenio de 'Palaus Transparents'. Hemos mejorado pero la utilización sigue siendo castrense. Ni cultural ni de ningún otro tipo», explicó ayer Ortega. A la petición en Les Corts de hace dos años se sumaron entonces varios miembros de Compromís desde el Senado y el Ayuntamiento de Valencia.

Más

En septiembre de aquel 2016, el portavoz de Compromís per València, Pere Fuset, exigió al Gobierno central la cesión del antiguo convento de Santo Domingo para incorporarlo «al patrimonio público valenciano», y recordó entonces Fuset que no era una cuestión «baladí ya que el antiguo convento de Predicadores es uno de los monumentos con mayor interés histórico y artístico de la ciudad». El senador de Compromís Carles Mulet anunció en julio de hace dos años que reclamaría al Gobierno que iniciase los trámites para la cesión del convento. Para Mulet, era «inadmisible este desprecio a nuestro patrimonio», en referencia a varios incidentes relacionados con las obras de arte y patrimoniales que conserva el recinto. Aquella ofensiva de la coalición nacionalista quedó diluida, al menos en Les Corts, por el final del periodo de sesiones parlamentarias. Finalmente, ayer, en la Comisión de Educación y Cultura, se debatió la PNL presentada por Ortega, que logró el voto a favor de Podemos y PSPV, la abstención de Ciudadanos y el rechazo en solitario del PP.

La coalición reclama la cesión desde Les Corts, Ayuntamiento de Valencia y Senado

No se trata del primer conflicto de intereses entre el Ejército y los representantes de Compromís. A finales de 2013, cuando la coalición estaba en la oposición, se criticaron las instalaciones militares en Expojove. En este sentido, la coalición reclamó que «el armamento pesado, que causa miles de víctimas infantiles a los conflictos militares cada año, no es la forma de transmitir los valores universales de la paz y el civismo a los más jóvenes». Pilar Soriano, entonces ya concejal de la coalición, acudió a la inauguración del certamen ferial destinado a los niños para reclamar que «las armas no tendrían que tener cabida a este espacio» y pidió al Ayuntamiento de Valencia que exija al Ejército «la retirada de todo el armamento en la muestra infantil y su sustitución por material más apropiado, como podrían ser hospitales de campaña o la ayuda en casos de emergencia», según recogió elperiodic.com.

Pilar Soriano consideraba inexplicable que el consistorio gobernado entonces por la fallecida Rita Barberá «permite mostrar el belicismo a los más jóvenes, pedimos la retirada de todo el material armamentístico por parte del ejército. El Ayuntamiento tendría que apostar por valores universales como la paz e impulsar la divulgación la Declaración de los Objetivos del Milenio de Naciones Unidas». Posteriormente, cuando Compromís alcanzó el poder en el Ayuntamiento, el concejal Pere Fuset también ha pretendido «desmilitarizar» la feria igual que ahora se actúa en relación al antiguo convento de Santo Domingo. En Expojoveesa pretensión se limitó finalmente a que las Fuerzas Armadas no acudan con armamento (aunque sí hay puestos que permiten dispararse con pistolas láser previo pago).

En el último certamen de Expojove, celebrado el pasado mes de diciembre, el Consistorio pidió a la Comandancia Militar de Valencia y Castellón que intentara vincular su exposición con el lema de la feria, «Nyam!», relacionado con la alimentación saludable, por lo que el Ejército llevó raciones de campaña y una réplica de una cocina militar.

Fotos

Vídeos