Compromís cree que si Puig adelanta elecciones por su cuenta el Botànic se romperá

Diputados de Compromís en Les Corts. / JESUS SIGNES
Diputados de Compromís en Les Corts. / JESUS SIGNES

«Si quiere volver a ser presidente no puede anticipar los comicios sin pactarlo con nosotros», señalan fuentes de la cúpula de la coalición

BURGUERA

valencia. El adelanto de las elecciones autonómicas en la Comunitat es visto con mejores ojos entre los socialistas que en Compromís. Fuentes de la dirección de la coalición admitieron ayer que la posibilidad de anticipar los comicios para celebrarlos a finales de este año ya circula por los despachos del Consell, tal y como adelantó el domingo LAS PROVINCIAS. Sin embargo, se trata de una medida que sólo puede tomar el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Desde Compromís consideran que se trata de un supuesto con el marchamo de Blanquerías. Por todo ello, desde la dirección de la coalición advierten que el adelanto «deberá pactarse» entre los socios del Botánico, algo que sobre el papel no es necesario por tratarse de una potestad del jefe del Consell. Sin embargo, desde Compromís advierten que, de tomarse la iniciativa unilateralmente, habrá serios problemas en el futuro.

«Si quiere volver a ser presidente, Puig deberá pactar una decisión así», señalan desde la cúpula de la coalición, pues consideran que de no hacerlo se trataría de un movimiento electoral dirigido más contra sus propios socios en el Gobierno valenciano que contra los rivales políticos situados a la derecha de Les Corts.

Este periódico adelantó el pasado domingo que los cargos del PSPV consultados sólo encuentran ventajas a un eventual adelanto electoral. Al margen de que una cita autonómica obliga a los alcaldes del partido a implicarse en esos comicios -cuando coinciden con las locales, cada primer edil se ocupa de «lo suyo» y poco más-, unas elecciones anticipadas servirían de excusa para cerrar el paso en las listas a aquellos alcaldes con ganas de situarse en Les Corts por sus ambiciones orgánicas. Algunos dirigentes socialistas entienden también que Puig prefiere no ligar su suerte política al resultado de algunas apuestas políticas municipales de incierto resultado electoral.

Los nacionalistas admiten que la hipótesis de cambiar la fecha electoral ya circula por el Consell Un alto cargo reconoce que anticipar los comicios perjudicaría a todos excepto al PSPV

A pesar de que una parte de Compromís en la Generalitat sí que ha contemplado esa posibilidad, desde la actual cúpula de la coalición se mira con escepticismo ese escenario. Los miembros de la coalición más vinculados a la gestión en las consellerias prefieren ganar tiempo.

«Personalmente creo que es un deseo de Presidencia (de la Generalitat). Vale que el PP está tocado, que Ciudadanos todavía no tiene un candidato autonómico perfilado, que Podemos está como está y que a Compromís le hace un siete (porque aún no se ha planteado celebrar las primarias), pero no creo que el Consell pueda sentirse tan desahogado como para arriesgarse a perder un año de gobierno», señaló ayer un alto cargo a este periódico. La coalición está pendiente de solucionar el modo de confeccionar sus listas electorales, y aún no ha puesto en marcha un proceso de primarias que desgasta brutalmente la relación entre Bloc, Iniciativa y Verds.

No escapa entre los nacionalistas el escenario de que quizá Puig contemple un cambio de la aritmética parlamentaria si las elecciones se celebran este mismo año. Las encuestas señalan que el PSPV puede mejorar los resultados de las elecciones de 2015, mientras que ni Compromís ni Podemos cuentan actualmente con buenas expectativas. Podría darse el caso de que socialistas y Ciudadanos busquen un pacto de gobierno.

Si el PSPV busca nuevos socios se equivocaría, según la visión de varios importantes dirigentes de Compromís. No obstante, desde la coalición no se atreven a descartar esa hipótesis. Puig ya negoció con Ciudadanos en los días previos a que el Botànic cuajase, durante el verano de 2015. Advierten, en cualquier caso, de que un pacto PSPV-C's supondría un giro antinatural tras el actual pacto de Gobierno entre socialistas, nacionalistas y podemistas, y ese cambio sería contraproducente para Puig, en el caso de que el PSPV lograse quedar por encima de Ciudadanos, pues analistas demoscópicos señalan que la formación naranja ha superado al PSOE en el ámbito nacional, algo que también puede trasladarse a la Comunitat.

Fotos

Vídeos