La Generalitat aplaza la compra de las urnas

Puigdemont (i) y Junqueras. / EFE

El nuevo Gobierno catalán sale en defensa del director de los Mossos, muy criticado por la oposición

CRISTIAN REINOBarcelona

A pesar que estaba anunciado que el Gobierno catalán haría hoy pública la compra de las urnas para el 1-O, de momento, el Ejecutivo catalán ha aplazado la decisión. El nuevo Gobierno de Puigdemont, con los cuatro nuevos consejeros, tras las purgas realizadas en las dos últimas semanas por las dudas en torno al referéndum, se ha reunido esta mañana y ha aprobado un decreto que traspasa la competencia del referéndum al Departamento de Vicepresidencia que lidera Oriol Junqueras. En cambio, la Generalitat no ha querido dar pistas sobre cómo, cuándo y a quién comprará las urnas, ni cuánto dinero empleará en la partida. "Visto cómo las gastan desde el Gobierno, la gestión de los tempos la hacemos nosotros por el bien de la causa y del objetivo de celebrar la consulta”, ha expresado el nuevo consejero de la Presidencia y portavoz, Jordi Turull.

El sustituto de Neus Munté ha afirmado que ante la que a su juicio es una ofensiva creciente del Gobierno del PP, la Generalitat optará por la opacidad. “Hemos analizado y compartido los diversos itinerarios para disponer de las urnas y cuando se hayan completado los presentaremos, se hará en el marco de la legislación vigente”, se ha limitado a decir. Se trata de “no hacer el juego, no ponerlo fácil a quien usa armas no convencionales políticamente, judicialmente y policialmente para que esto no vaya bien”, ha expresado.

Turull se ha estrenado como portavoz del Ejecutivo catalán, imprimiendo un tono mucho más elevado y crispado que el de su antecesora, ejemplo de que el nuevo Gobierno va a por todas en el desafío al Estado. “Hemos pasado de la calle es mía a la ley es mía”, ha acusado a los populares. “El Gobierno pone en riesgo la democracia, está atacando los derechos fundamentales, se está cargando los pilares fundamentales de la democracia”, ha asegurado. Y ha garantizado que el 1-O habrá urnas. “El Gobierno no podrá frenar el referéndum, lo celebraremos, cada día hay más gente con ganas de ir a votar”, ha rematado. Entre las nuevas marcas del nuevo gobierno destaca que a partir de ahora todas las decisiones serán colegiadas. El núcleo duro del ejecutivo, el órgano de coordinación del referéndum se reunirá en los próximos días.

En relación al nuevo director general de la Policía, Pere Soler, muy criticado por la oposición por los mensajes que colgaba en su cuenta de Twitter, alguno de ellos llegando a afirmar que siente “pena por todos los españoles”, Turull ha salido en defensa del nuevo jefe de los Mossos. “Tiene toda la confianza del Govern”, ha dicho, cuando Soler ni quisiera ha tomado aún posesión del cargo. “Si alguno esperaba que fuera simpatizante del PP o Ciudadanos…”,ha añadido. Y ha criticado que desde el Gobierno central se critique su nombramiento. “No aceptamos lecciones sobre cómo gestionar la Policía”, ha dicho y ha puesto en duda que las Policías españolas actúen de acuerdo a la ley.

Diligencias

La magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que instruye la querella contra la consejera Meritxell Borràs y contra Francesc Esteve ha acordado esta mañana incoar diligencias para continuar con la investigación.

Más información

La sala civil y penal del TSJC admitió hace un mes a trámite la querella presentada por la Fiscalía contra la consejera catalana de Gobernación, Meritxell Borràs, y contra Francesc Esteve, secretario general de la Consejería de Gobernación. La querella se presentó por los supuestos delitos de desobediencia, prevaricación continuada y malversación de caudales públicos por el anuncio de la licitación para la compra de urnas.

La querella presentada por la Fiscalía apunta que “en su voluntad de celebrar un referéndum de autodeterminación, al objeto de mantener el propósito de crear un Estado catalán independiente, Borrás y Esteve adoptaron medidas encaminadas a obtener los medios con los que poder convocar la consulta”. Y en consecuencia, “dictaron un acuerdo marco para el suministro de urnas en las elecciones al Parlamento de Cataluña, consultas populares y otras formas de participación ciudadana”, la fórmula elegida por la Generalitat para tratar de esquivar una posible impugnación, porque en ningún momento el anuncio público dice que las urnas sean para un referéndum.

Por ello, el TSJC reclama hora al Departamento de Gobernación de la Generalitat de Catalunya el texto original y completo del acuerdo marco para el suministro de urnas, publicado el pasado 9 de mayo en el DOGC, según se refiere la querella de la Fiscalía. Un concurso que no prosperó, porque ninguna de las dos empresas que optaban superó los requisitos. El concurso resultó desierto y, precisamente, la Generalitat anunciará hoy cómo va a comprar las urnas. Borràs es la única miembro del Ejecutivo que está imputada.

.

Fotos

Vídeos