Ciudadanos se vuelve a enredar con la manifestación por la financiación

La portavoz en Les Corts dice que se replantean su presencia por los lemas independentistas y el grupo la corrige y dice que sí irán a la marcha

A. C. VALENCIA.

La manifestación para reclamar un nuevo modelo de financiación autonómica justo para la Comunitat es un tema que ha levantado ampollas en Ciudadanos. El hecho de que la marcha que tendrá lugar el 18 de noviembre haya sido impulsada por los partidos de izquierda y que vayan asistir organizaciones nacionalistas como Acció Cultural del País Valencià, Escola Valenciana e incluso algún sector de la CUP con proclamas a favor de la independencia provocó que la semana pasada algunos dirigentes de la formación naranja hayan reclamado que el partido reconsidere la postura oficial de asistir a la movilización.

Pero el debate respecto al 18 N no terminó aquí ya que Ciudadanos volvió a enredarse ayer con la manifestación. Mari Carmen Sánchez, portavoz de la formación en Les Corts, afirmó que el partido se replanteará la presencia en la manifestación si hay lemas independentistas como los que la CUP ha anunciado que llevará. Unas palabras que fueron corregidas por su grupo parlamentario, que subrayó que en los términos actuales sí que acudirán a la convocatoria.

Sánchez recalcó durante la rueda de prensa posterior a la junta de portavoces que van a estar «muy vigilantes» de que «no se desvirtúe» el mensaje de la manifestación del sábado y no se haga un «uso partidista» de ella, pues les preocupa que participe ERPV, la filial valenciana de la independentista Esquerra Republicana de Catalunya, y que acuda Poble Lliure, uno de los sectores de la CUP, con el eslogan «Frente al expolio del Estado, independencia». «No nos gustan en absoluto esos mensajes, no son bienvenidos», recalcó Sánchez, que incidió en la idea de que desde Ciudadanos valorarán de nuevo su asistencia a la manifestación si ven que se hace un uso «partidista» de un acto en el que debe haber «unidad y unanimidad», y no lanzar mensajes del tipo «Madrid nos roba». Además, quiso dejar claro que esta es una semana clave para ver como se desarrollan los acontecimientos de cara al sábado.

Del mismo modo, la portavoz en Les Corts quiso animar al PP a sumarse a la manifestación para «visibilizar una reivindicación» como lograr una financiación justa para la Comunitat. La dirigente naranja recordó que el partido apuesta por negociar estas cuestiones tan relevantes en los órganos competentes, y apoyó a los populares por tratar de pactar el nuevo sistema directamente con Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. Pese a ello, les animó a unirse a la marcha. Unas palabras que resultan algo contradictorias con sus otras declaraciones.

El aviso de Sánchez de que Ciudadanos podía decidir no acudir finalmente a la concentración del sábado no terminó de gustar en el grupo. Por ello, la jefa de prensa del partido quiso matizar sus palabras para dejar claro que, en los términos actuales, Ciudadanos seguirá apostando por acudir a la manifestación. También apuntaron que sólo se desvincularían si se aceptasen otros lemas a favor de la independencia como oficiales. Una situación que ha sido descartada desde el primer momento por los organizadores, UGT y CCOO, que han elegido un lema único y lo más neutro posible (per un finançament just). Los sindicatos y la patronal valenciana también dejaron claro el pasado lunes que temen que los radicales contaminen la marcha del 18N pero no abrieron la puerta a que esto implique que parte de los asistentes se replanteen sus asistencia a la convocatoria.

PSPV, Compromís y Podemos no vieron la participación de grupos independentistas como Ciudadanos. Fran Ferri, portavoz de Compromís, aseguró que no van a vigilar las pancartas que lleven los asistentes, mientas que desde Podemos no lo consideraron un problema. Por su parte, Manolo Mata, portavoz socialista, apostilló que si alguien quiere «reventar» la marcha el encargado de actuar será el delegado del Gobierno en la Comunitat.

Fotos

Vídeos