Ciudadanos dispara contra todos

Los diputados de Ciudadanos Toni Subiela y Emigdio Tormo. / EFE/Juan carlos Cárdenas
Los diputados de Ciudadanos Toni Subiela y Emigdio Tormo. / EFE/Juan carlos Cárdenas

Compromís, PSPV y Podemos aprueban pedir a los populares que retornen la subvención de 2007 con la abstención del partido naranja La formación se enfrenta al tripartito 24 horas después de su bronca con el PP

ARTURO CERVELLERA VALENCIA.

El pleno de Les Corts del miércoles estuvo protagonizado por una profunda bronca entre los dos partidos de la oposición. PP y Ciudadanos no dudaron en cruzarse todo tipo de reproches en una sesión donde los populares acusaron a la formación de Albert Rivera de ser un «partido veleta, sin valores ni principios» y Ciudadanos embistió al PP por sus casos de corrupción y su pobre resultado electoral en Cataluña. Pero estas críticas hacia el principal partido de la oposición se convirtieron ayer en ataques hacia el PSPV, Compromís y Podemos. Una evidencia de que Ciudadanos intenta buscar de alguna forma su propio espacio diferenciado de los dos bloques políticos de Les Corts.

En el debate en el que se pedía que el Consell instase al Gobierno con el fin de que el Ministerio Fiscal reclame los fondos del importe de la subvención electoral de 1,2 millones que el PP recibió para las elecciones autonómicas de 2007, Ciudadanos hizo notar la «perplejidad» ante una Proposición No de Ley (PNL) presentada por Compromís que insistió que le faltaba «rigurosidad». Toni Subiela, diputado del partido naranja, indicó que a los nacionalistas no les importaba presentar un documento de forma precipitada ya que lo único que querían sacar con este debate era beneficios electorales. «Les podía el ansia de arremeter, como cuando estaban en la oposición», subrayó el parlamentario. Subiela apostó por esperar a una sentencia para poder sacar las conclusiones pertinentes y arremetió contra los nacionalistas por presentar esta propuesta en Les Corts mientras «tapan a un alcalde imputado en Alicante», el socialista Gabriel Echávarri.

Las embestidas del grupo naranja no terminaron aquí ya que el partido optó por lanzar un par de dardos a Podemos. «¿Cuándo van a dejar de apoyar y justificar a los del caso Palau? ¿Son de verdad ustedes los más limpios de esta cámara?» se preguntó Subiela, que no dudo en relacionar a al formación de Pablo Iglesias con el independentismo después de que Antonio Estañ, secretario general de Podemos en la Comunitat, les reprochase ser un partido que apoya al PSOE de los ERE en Andalucía y al PP de la Púnica en Madrid e incluso ironizase que ya sería difícil de justificar que apoyasen al partido del 3%.

El partido insiste en que la propuesta de los nacionalistas sólo busca sacar rédito electoral Subiela reprocha que se defienda a Echávarri y el apoyo de Podemos al independentismo

Mireia Mollà, portavoz adjunta de Compromís, respondió a Subiela destacando que lo que debería hacer era informase mientras que Manolo Mata, portavoz del PSPV, indicó a Ciudadanos que no son conscientes de lo que sucedía en Les Corts durante la época de mayoría absoluta del PP y insistió en que tienen derecho «al resentimiento».

Aprobada la iniciativa

Pese a que en la parte inicial del pleno quedase desdibujado, el debate principal de la sesión de ayer era sobre la reclamación de la subvención electoral del PP de 2007. Desde Compromís se arremetió contra los populares por acudir «dopados» a las elecciones. Unas tesis que recordó que han sido avaladas por Ricardo Costa, exsecretario general del PP en la Comunitat, en su declaración en el caso Gürtel.

María José Català, parlamentaria popular, fue la encargada de defender la postura de su grupo. Català le pidió a Compromís que justifique los 1,6 millones de la contabilidad de su partido de 2007 a 2015, y destacó que el Tribunal de Cuentas se niega a aprobar la contabilidad de Compromís de la campaña de 2015, porque hay 800.000 euros que «no constan en el capítulo de ingresos». Por ello, recomendó no hacer «cábalas» sobre cuestiones de otros cuando «sus propias miserias ya están negro sobre blanco y todavía por justificar», y comentó que la Fiscalía «sabe muy bien lo que tiene que hacer», por lo que el Gobierno no va a decirle nada.

Más

Fotos

Vídeos