Ciudadanos arranca su nueva estrategia para arrinconar a Compromís

Toni Cantó y otros miembros de Ciudadanos en la reunión del comité autonómico de ayer. / EFE
Toni Cantó y otros miembros de Ciudadanos en la reunión del comité autonómico de ayer. / EFE

La formación naranja critica a los nacionalistas por «ponerse de perfil» y no aclarar su postura acerca del referéndum en Cataluña

A. CERVELLERA VALENCIA.

La nueva línea política de Ciudadanos comienza a materializarse. La formación naranja, que renovó su dirección en la Comunitat, afronta un nuevo curso político tras la crisis originada por la salida de cuatro diputados autonómicos, encabezados por el exsíndic Alexis Marí, que representaban el sector más progresista del partido. Una nueva etapa que en Ciudadanos aseguran que se caracterizará por hacer una oposición mucho más firme al Consell, especialmente a Compromís por su perfil nacionalista.

La Ejecutiva de Ciudadanos en la Comunitat se reunió ayer en Valencia y, entre otros asuntos, abordó el tema del referéndum catalán. Fernando Giner, portavoz autonómico del partido y concejal en el Ayuntamiento de Valencia, instó a Compromís a posicionarse sobre la consulta del 1 de octubre y recalcó que es un tema que «preocupa» especialmente a la formación naranja. Giner señaló directamente a Ximo Puig, jefe del Consell, y a Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat, para que se pronunciasen sobre la consulta separatista. El portavoz autonómico no dudó en mostrar sus dudas acerca de permitir «a un partido que no condena el 1-O la cultura y la educación de nuestros hijos en la Comunitat».

En la misma línea, se pronunció su compañero Toni Cantó, diputado en el Congreso, que insistió en que Ciudadanos quiere saber si Compromís va a estar en esta cuestión «como en el Pacto Antiterrorista, de observadores simplemente», y pidió que «aclaren» si «se van a poner de nuevo de perfil».

De la reunión de la dirección de Ciudadanos se extrajeron varias conclusiones, entre ellas que «el tripartito ha creado problemas que no existían», tal y como señaló Giner. Unos problemas que consideró que son especialmente preocupantes en el campo de la educación, con el decreto de plurilingüismo como protagonista; la sanidad, por el colapso en el período estival y la economía, por el conflicto con los horarios comerciales. Cantó también quiso incidir en el hecho de que Compromís y PSPV estén escudados en el «no es no» que les ha impedido negociar mejoras para la Comunitat en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). El diputado señaló que Oltra «ha tenido la opción de desbancar a ese PP que tanto critica y no quiso hacerlo» y añadió que Ciudadanos intentará mejorar los presupuestos para los valencianos, que admitió que tienen «menos de lo que merecen», ya que son conscientes de que existe un problema de financiación.

Mollà niega la ambigüedad

La respuesta de Compromís no se hizo esperar. Mireia Mollà, portavoz adjunta de la coalición, negó que su partido sea ambiguo sobre el referéndum catalán y defendió que «el Estado de derecho permite a los ciudadanos pronunciarse» y que «el diálogo siempre es una premisa necesaria». Mollà aseguró que el diálogo forma parte de la tónica de las Administraciones y no puede entender a aquellas que lo rechazan. La diputada subrayó que en Cataluña «queda muy clara esa falta de diálogo pero también esta presente, a su juicio, en la Comunitat, donde Rajoy y el PP, «de forma premeditada, están negando esta realidad plural que tenemos y con ello, lo que significa el sistema financiación o tema de las competencias».

Respecto a las acusaciones de Cantó dijo que esperará a conocer exactamente lo que manifestó el diputado, pues cree que «tiene casi más éxito hacerle un zasca en Twitter», donde, a su parecer, el también actor «se está llevando este verano el 'top ten' de los zascómetros por la cantidad de tonterías que suele decir».

Más

Fotos

Vídeos