El Rey cierra su agenda en Mallorca tras once días

Imagen de la familia real./Afp
Imagen de la familia real. / Afp

Zarzuela no ha informado de si la Familia Real irá a otro destino de vacaciones al tratarse de una actividad privada

EFEMadrid

Felipe VI ha cerrado su agenda veraniega en Mallorca después de once días de actividad institucional y de ocio, que culminó con el despacho mantenido ayer, lunes, con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy en Marivent.

Don Felipe, junto con la reina Letizia y sus hijas, Leonor y Sofía, tiene previsto seguir disfrutando de unos días de descanso, puesto que no se prevé que su actividad ordinaria se reanude hasta finales de agosto o principios de septiembre. Zarzuela no ha informado de si la Familia Real irá a otro destino de vacaciones al tratarse de una actividad privada, según fuentes de Casa Real.

A pesar de no tener actos en las próximas semanas, Felipe VI va a permanecer atento a la situación política, en especial, ante las decisiones que el Gobierno pueda adoptar si Rajoy reúne el Consejo de Ministros el próximo día 16 para frenar las posibles medidas que tome el Parlament sobre la convocatoria del referéndum independentista el 1 de octubre.

El Rey llegó a Palma el pasado 27 de julio para desarrollar su programa habitual de actos oficiales -audiencias con las autoridades autonómicas y locales, recepción en el Palacio de la Almudaina y reunión con Rajoy-.

También hizo el tradicional posado en Marivent junto con doña Letizia y sus hijas, con quienes estuvo el pasado domingo en Sóller (Mallorca) para dar un paseo y ver una exposición de Picasso y Miró.

Durante su estancia en la isla, don Felipe ha podido disfrutar de alguna de sus aficiones, especialmente, la vela. Compitió en cinco de los seis días que duró la Copa del Rey, además de participar en un entrenamiento en vísperas de la competición, en la que a punto estuvo de lograr la victoria con el "Aifos" de la Armada.

Igualmente, don Felipe ha dedicado tiempo a la familia, ya que además de estar con doña Letizia y sus hijas, ha coincidido en Marivent con la reina Sofía, la infanta Elena y sus hijos, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, y también con sus otros sobrinos, Juan, Pablo, Miguel e Irene. Con todos fue a cenar una noche a un restaurante de Palma y navegó otro día con sus sobrinos y su madre a bordo de la lancha "Somni", la que emplea la Familia Real en Mallorca.

Los hijos de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, que llegaron a Palma en los últimos días de julio, se marcharon a mediados de la pasada semana.

Felipe Juan Froilán y Victoria Federica se quedaron más días, lo que aprovecharon para ver la última regata del Rey, quien les agradeció el apoyo saludándoles en el club náutico.

Ausentes

Quienes no han estado en Palma con el resto de la familia han sido Cristina de Borbón, cuyo último veraneo en la isla fue en 2013, y Urdangarin, que aguarda la resolución de su recurso para saber si tiene que ingresar o no en prisión por el caso Nóos.

Tampoco lo ha hecho el rey Juan Carlos, quien ha viajado a otros lugares, como la localidad irlandesa de Clonmellon, en donde asistió a finales de julio a la inauguración de su iglesia con unos amigos mexicanos, según informó la prensa local.

Don Juan Carlos sí estuvo en Mallorca el pasado año para asistir a la celebración, junto con los otros miembros de la Familia Real, del 80 cumpleaños de su hermana, la infanta Pilar. La reina Sofía va a seguir en Mallorca en agosto, puesto que hasta el 15 de septiembre no es cuando se reabrirán al público los jardines de Marivent.

El pasado fin de semana estuvieron en Palma la reina Silvia de Suecia y la princesa heredera Victoria, que acudieron a una boda de una familiar en la catedral, si bien no se vieron con don Felipe y doña Letizia, según Zarzuela.

Fotos

Vídeos