Cataluña declara ilegales los tribunales franquistas y anula las sentencias de los consejos de guerra

Ciudadanos y PP se suman a una iniciativa que la CUP considera el primer acto de soberanía y de ruptura con el régimen del 78

CRISTIAN REINO

El Parlamento catalán ha aprobado esta tarde por unanimidad una ley que declara ilegales los tribunales franquistas y anula los cerca de 64.000 consejos de guerra practicados por el franquismo entre los años 1938 y 1978. La iniciativa ha salido adelante por 129 votos a favor y ninguno en contra. La iniciativa estaba impulsada por Junts pel Sí, la CUP y Catalunya sí que es Pot, y después de que el PSC se sumara, esta tarde han apoyado la ley también Ciudadanos y el PP. Una unanimidad poco habitual en la Cámara catalana, partida casi en dos partes iguales como consecuencias del proceso soberanista.

Además de declarar la nulidad de los tribunales franquistas y de todos los procedimientos judiciales que instruyeron en Cataluña, la ley, que va mucho más allá que la de memoria histórica aprobada en el Congreso durante el Gobierno de Zapatero, habilita el archivo nacional de Cataluña a elaborar y publicar un listado de todos los procesos con los nombres de los represaliados. En el preámbulo de la ley, se afirma que no se busca la revancha sino la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas.

De forma literal, la ley declara ilegales "los tribunales de la Auditoría de Guerra del Ejército de Ocupación, llamada posteriormente Auditoría de la IV Región Militar, que actuaron en Cataluña a partir de abril de 1938 hasta diciembre de 1978, por ser contrarios a la ley y vulnerar las más elementales exigencias del derecho a un juicio justo. y, en consecuencia, se deduce la nulidad de pleno derecho, originaria o sobrevenida, de todas las sentencias y resoluciones de las causas instruidas y los consejos de guerra dictadas por causas políticas en Cataluña por el régimen franquista".

Durante el debate celebrado esta tarde en la Cámara catalana se han producido algunas imágenes inéditas, como buena parte del hemiciclo (todos menos la CUP) aplaudiendo a una intervención de un portavoz de Ciudadanos o del PP o el saludo que se han dado el diputado popular y el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras. Tras la votación, los familiares de víctimas, puño en alto, han cantado el himno de Cataluña, al que se han sumado los diputados de la mayoría de los grupos.

La intervención más contundente la ha protagonizado la diputada de la CUP, Mireia Boya, que ha afirmado que “hoy, este Parlamento es soberano” y hace un acto de “ruptura” con la Constitución y el régimen del 78.

Fotos

Vídeos