Camps declara que Zaplana le presentó a ‘El Bigotes’ y el exministro lo desmiente

Camps, a su llegada a la Audiencia. /Efe
Camps, a su llegada a la Audiencia. / Efe

El expresidente afirma en la Audiencia Nacional que «jamás habría admitido» una financiación ilegal y dice que las cuentas las llevaba Ricardo Costa

A. Rallo
A. RALLOValencia

Francisco Camps se presentó este miércoles en la Audiencia Nacional con la amenaza de que la Fiscalía Anticorrupción todavía baraja abrir una causa para investigar si el expresidente dio trato de favor a los empresarios que supuestamente financiaron su campaña. Su declaración como testigo en el juicio no es comparable -únicamente tratan de lo mismo, de la financiación ilegal del PPCV- al ejercicio de política que completó el martes en el Congreso, donde esquivó los dardos y salió incluso airoso de la refriega de la comisión de investigación.

En una hora, y sin apenas apuros, ventiló el trámite en la Audiencia Nacional. De su declaración, destacan cuatro ideas. Una, que Costa era el que mandaba en el PP: «Llevaba la vida económica del partido». La segunda, que el que fuera secretario general no decía la verdad cuando le implicó en la trama delictiva para alimentar la caja B del partido y que él «jamás habría admitido un sistema de pagos así». Tres, que si la reunión de Costa y Bárcenas realmente se hubiera producido, alguien habría informado a Mariano Rajoy y este le hubiera llamado «porque tengo muy buena relación». Se refirió también a Álvaro Pérez, el ‘Bigotes’, una persona de la que ignoraba que contratara con la Generalitat al margen del partido y que fue recomendada «por Eduardo Zaplana». Fue en 2002. Durante un acto del partido en un polideportivo de Alicante. «El presidente del partido se me acercó y me dijo: ‘Este llevará los actos del partido’». No dejó Camps pasar la oportunidad de señalar a su antecesor. La relación de ambos exdirigentes es nula desde hace años. Costa, sentado justo detrás de Camps, aguantaba con paciencia. Todo lo anterior, por otra parte, sirvió para respaldar la versión de Rambla y Cristina Ibáñez, los acusados valencianos que no han confesado. «Una de las mentes más privilegiadas del partido», dijo respecto a Rambla.

Significativa fue la referencia -por innecesaria- a Mariano Rajoy con la supuesta reunión entre Bárcenas y Costa en la que el dirigente valenciano le traslada alarmado el plan que ideaban en Valencia para pagar los actos electorales de las campañas de 2007 y 2008. «Si eso hubiera sido así y la reunión se hubiera producido, alguien habría informado al presidente del partido y este me habría dicho que esa no es la forma de funcionar», relató al juez. Añadió la buena relación que ambos mantenían y mantienen en la actualidad. Recordó que cuando el escándalo de la financiación ilegal apareció en los medios de comunicación, llamó de inmediato a Costa. «No te preocupes, presidente. Esto está controlado», declaró Camps que le respondió.

El interrogatorio de la Fiscalía Anticorrupción fue breve y poco incisivo, lo que invita a pensar que la idea de abrir ahora una nueva causa, casi al borde de la prescripción, ha perdido algo de fuerza. Camps está actualmente investigado en tres causas:dos sobre la Fórmula 1 y la relacionada con la visita del Papa.

Francisco Camps, a su llegada ayer a la Audiencia Nacional.
Francisco Camps, a su llegada ayer a la Audiencia Nacional. / Efe

Más inquietud le generaron las cuestiones planteada por el Abogado del Estado. Le inquirió acerca de las afirmaciones de Costa. «Es un absurdo que recogiera yo dinero de empresarios», zanjó. Respecto a la reunión de Costa con Bárcenas, afirmó que «jamas habría permitido un sistema de pagos así. Jamás habría enviado a alguien a que hablara con Bárcenas», respondió. Es más, recriminó a su secretario general que «durante nueve años dijera que todo estaba bien». El mismo reproche que lanzó a los empresarios que confesaron su participación en la trama a cambio de una rebaja de la pena. «¿Por qué han mentido a un juez del TSJCV y luego cambian de criterio? Me parece muy fuerte», lamentó.

El abogado de Álvaro Pérez, ‘El Bigotes’, fue otro de los que consiguió alterar el ánimo de Camps, quien trató de negar una relación de amistad y afirmó que lo conocía de verlo en los actos del partido. Negó que supiera que contrataba también con la Generalitat. Incluso afirmó que desconocía la existencia de Orange Market. El letrado de Pérez le recordó que fue a la boda del empresario, ahora en prisión, pese a que supuestamente no tenían una relación estrecha. «Acudí sólo al banquete y porque se lo pidió a mi mujer», se justificó. Terminó Camps con una de sus ideas que más repite: «Nadie se ha enriquecido jamás. Ni yo ni nadie de mi gobierno».

Por su parte, Eduardo Zaplana emitió ayer un comunicado respondiendo a Camps. «En la memoria de todo el mundo debe estar presente mi relación con él desde que abandoné la presidencia de la Comunitat, y las fechas en las que Orange Market inició su actividad, así como las declaraciones de los propios protagonistas», explicó Zaplana, que se preguntó por qué, si era verdad, Camps ha tardado «tantos años en hacer tal afirmación. De ser cierto, sería lo único en lo que habría seguido mis directrices».

«Abandoné la presidencia en el año 2002 y por poner un solo ejemplo, en la campaña del año 2008 aun siendo portavoz del grupo popular en el Congreso, no pude comparecer por mi circunscripción de Valencia», recordó Zaplana para subrayar las diferencias que le separaban entonces con Camps, entonces presidente del PP valenciano.

«Si alguien no tiene el recuerdo de lo acontecido en la Comunidad Valenciana a partir del año 2002, las hemerotecas están plagadas de ejemplos ilustrativos», concluyó el exministro.

Juan Cotino, exconseller y expresidente de Les Corts, cogió el testigo de Camps. Su relación con Álvaro Pérez era casi accidental, de encontrarse en los actos del PP. «Lo veía organizar por allí», indicó. Se le preguntó también por los empresarios. «Camps nunca me dio instrucciones de ningún tipo», se apresuró a zanjar, aunque no le habían preguntado por ello. Cotino negó reuniones con Pérez: «Nunca lo vi en ninguna conselleria en la que he estado». El exresponsable gubernamental no quiso entrar en las particularidades del partido y evitó responder a la pregunta de quién se encargaba de llevar el partido.

Fotos

Vídeos