Calentamiento global en la cúpula de Medio Ambiente

Julià Álvaro y Elena Cebrián. / jesús signes
Julià Álvaro y Elena Cebrián. / jesús signes

El dirigente de Els Verds defiende a los directores generales de su total confianza frente a una destitución autorizada por Puig y Oltra Álvaro presiona a Cebrián por el posible cese de dos altos cargos

BURGUERA VALENCIA.

La conselleria que dirige Elena Cebrián no es sencillamente la de Agricultura. Su apellido es compuesto y complejo: Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural. En este enero tan caluroso y, a pesar de los esfuerzos que este Consell asegura hacer para no contribuir al cambio climático, se ha producido un calentamiento global en Medio Ambiente que podría provocar que se deshielen los polos aún más aceleradamente. Por las redes sociales circulan escritos de apoyo a dos directores generales a cuenta de la posibilidad de que Cebrián los cese «con las bendiciones de arriba», es decir, de Puig y Oltra, según fuentes de Compromís.

La semana pasada comenzó a circular por la conselleria la posibilidad de que Cebrián pretende prescindir de la directora general de Prevención de Incendios Forestales, Delia Álvarez, y el director general de Cambio Climático y Calidad Ambiental, Joan Piquer. Los dos altos cargos en la cuerda floja, y ambos puestos bajo el ámbito competencial de Julià Álvaro, secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático.

Els Verds, partido de Compromís que en su día apostó por Cebrián no gana para sustos con la consellera, que tras el pulso con la patronal por el plan de envases, degradado a causa de la polémica, se ha desvinculado de la influencia de los ecologistas. Tanto se ha despegado del influjo verde que parecía estar dispuesta a ejecutar una decisión que ni se tomó la semana pasada ni parece que se tomará esta, según fuentes de la coalición. La decisión, además, no se consensuó con el propio Álvaro, que en la Ejecutiva de Compromís, según fuentes de la coalición conocedoras de cómo se produjo la reunión, advirtió a sus compañeros que, si finalmente se permitía a Cebrián fulminar a los dos altos cargos, habría que atenerse a las consecuencias, que no se limitarían a un simple malestar en la conselleria sino que implicaría a la relación entre los tres socios de Compromís (Bloc, Iniciativa y Els Verds). La advertencia parece haber calmado el ambiente, si bien los ecologistas tiene muy presente que del agua mansa hay que fiarse poco o nada.

Precisamente, por la creciente falta de sintonía real (aunque en las formas se continúe trabajando con aparente cordialidad, e incluso se celebran reuniones entre Cebrián y los supuestos cesados sin que nadie mencione el asunto) desde el entorno de Els Verds se ha iniciado una campaña de apoyo a sus altos cargos.

Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra, Marfull - Acciò Ecologista Agrò, Gecen, Salvemos Mijares, L'Arrel y Ams emitieron un comunicado conjunto el pasado martes donde se mostraban «preocupadas» por el retroceso en las políticas ambientales de la conselleria si se confirma «el cese de altos cargos filtrado a los medios de comunicación valencianos», en referencia a informaciones publicadas por la web 'Valencia Plaza'. En este mismo sentido, al departamento de Cebrián se ha remitido un escrito firmado por los presidentes de los consorcios de residuos de la Comunitat donde se pone de relieve su rechazo al cese de Álvarez y Piquer, mientras que colectivos como 'Movimiento83' se han sumado a las críticas por una decisión que ha elevado la temperatura en la conselleria hasta límites que han disparado todas las alertas políticas y hasta medioambientales.

Fotos

Vídeos