La bronca en el PSPV ilicitano se cobra su primera víctima: dimite la presidenta local

REDACCIÓN

valencia. La pugna abierta en la agrupación socialista de Elche -partida claramente en dos y abocada a la confrontación en las primarias para elegir a su líder local- se cobró ayer su primera víctima. La hasta ahora presidenta local, Toñi Serna, hizo oficial su renuncia al cargo. Serna es, además de diputada autonómica, secretaria de Acción Electoral de la ejecutiva nacional del PSPV, y por lo tanto, una de las personas de máxima confianza de la ejecutiva que lidera Ximo Puig.

La renuncia de Serna coincidió con el anuncio de la concejala de Hacienda del Ayuntamiento de Elche, la socialista Ana Arabid, de que presentará su candidatura a la secretaría general de la agrupación ilicitana del PSPV-PSOE con el objetivo de aunar «renovación y consenso» en esta nueva etapa del partido a nivel local.

Arabid hizo este anuncio en una comparecencia ante los periodistas, celebrada en la sede local del PSPV-PSOE y en la que estuvo arropada por el actual secretario general y alcalde de Elche, Carlos González, además de por el exalcalde Diego Maciá, el anterior portavoz municipal socialista y secretario local, Antonio Rodes, y los concejales José Pérez y Teresa Maciá, entre otros.

Arabid se enfrentará en las primarias locales al exalcalde de Elche Alejandro Soler. La candidatura de éste último ha levantado en armas a algunos de los más significados referentes del entorno de Ximo Puig, que consideran que Soler trata de recuperar un protagonismo que ya no le corresponde.

El que fuera alcalde de Elche entre 2007 y 2011 se ha significado como uno de los dirigentes del PSPV más cercanos a Pedro Sánchez. Soler lideró en la provincia de Alicante el movimiento que, encabezado por José Luis Ábalos, concedió una amplia victoria a Sánchez en el PSPV con motivo de las primarias para elegir líder federal del PSOE.

Fotos

Vídeos