Bronca en la dirección del grupo popular por un debate sobre la reprobación a Camps

Miembros del grupo parlamentario del PP, en el hemiciclo. / irene marsilla
Miembros del grupo parlamentario del PP, en el hemiciclo. / irene marsilla

Una reunión para fijar posición termina sin acuerdo y con una fuerte discusión entre los principales cargos de la dirección del partido. Les Corts votan mañana pedir a Camps que deje el Consejo Jurídico Consultivo

F. M. VALENCIA.

La reunión del consejo de dirección del grupo popular de Les Corts celebrada ayer por la mañana concluyó con una fuerte discusión y sin acuerdo respecto a qué posición adoptar ante la posibilidad de que surja el debate sobre la reprobación de Francisco Camps como miembro del Consell Jurídic Consultiu.

Finalmente, el PP ha firmado hoy la tramitación de la propuesta de Compromís, en cuya votación baraja abstenerse, aunque ha presentado una enmienda que plantea sustituir ese texto por otro para instar al Consell a presentar las reformas de la ley del CJC y la del Estatuto de expresidents para "despolitizar el nombramiento" de los miembros de esta institución. De esta manera, el pleno de Les Corts Valencianes votará mañana jueves como último punto la proposición no de ley de Compromís para instar al expresident de la Generalitat Francisco Camps a renunciar como miembro del Consejo Jurídico Consultivo (CJC), y al resto de prerrogativas que recoge la ley del Estatuto de expresidents. en la votación.

El inicio de la sesión plenaria de hoy se ha retrasado varios minutos para acabar de negociar con el PP, ya que para poder alterar el orden del día e incluir esta propuesta de tramitación inmediata era necesario que la firmaran todos los grupos parlamentarios, y faltaba la rúbrica del PP.

La reunión del grupo popular

La reunión del órgano de dirección de los populares -que se celebra tradicionalmente los lunes y que esta semana, por la festividad de San Vicente Mártir, se trasladó a ayer- abordó el creciente debate abierto respecto a la situación del expresidente Camps, a raíz de que algunas declaraciones de acusados en el juicio de Gürtel le hayan señalado por la supuesta financiación irregular de su partido. Declaraciones que todos los grupos de Les Corts, con la excepción del PP; han venido utilizando las últimas fechas para considerar que el exlíder popular debería de abandonar el puesto que ocupa en el órgano consultivo, en virtud de lo que recoge la Ley de expresidentes.

En la reunión de ayer, los populares se anticiparon a la eventual maniobra del resto de grupos -la dieron por hecha- en el sentido de solicitar a través de alguna iniciativa una reprobación o algún tipo de acuerdo en el Parlamento en contra de Camps. Pero el desacuerdo entre los miembros de la dirección popular se hizo patente, hasta el punto de que la discusión no llegó a ningún punto de entendimiento y los populares tienen previsto celebrar esta misma mañana una nueva reunión para tratar de fijar posición.

Los populares volverán a reunir hoy mismo a su dirección para tratar de fijar una posición comúnOrtiz se mostró partidaria de abstenerse si se propone una reprobación y Font de Mora la rechazó

Las fuentes consultadas por este diario explicaron ayer que, una de las posiciones expuestas durante la reunión -no todos los miembros del consejo de dirección se pronunciaron- fue la de la secretaria general del partido, y persona de la máxima confianza de la presidenta regional, Isabel Bonig. La número dos popular vino a señalar que sin tener conocimiento del contenido literal de la propuesta que podrían presentar el resto de grupos parlamentarios, resultaba más que complicado fijar una posición. Ortiz detalló que una propuesta para modificar una ley no necesitaría del apoyo de los populares -aunque la modificación de la del CJC requeriría de una mayoría cualificada al tratarse de un órgano estatutario-. En todo caso, Ortiz remarcó que en el caso de que se planteara una propuesta de reprobación de Camps, ella sería partidaria de que el grupo popular optara por la abstención. En el trasfondo del debate, la reprobación que el PP de Les Corts votó y aprobó de la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá, y que generó una fuerte polémica además de una brecha en el seno del partido.

La posición de Ortiz encontró su contrapunto, según las mismas fuentes, en la del vicepresidente segundo de Les Corts, Alejandro Font de Mora. El veterano dirigente popular tomó la palabra para expresar su consideración de que la posición de los populares en relación con este asunto debería ser la de rechazar, sin ningún tipo de dudas, cualquier propuesta de reprobación del expresidente de la Generalitat. Las mismas fuentes aseguran que el exconseller llegó a considerar ante sus compañeros de dirección si es que no se había aprendido nada con lo ocurrido con Barberá -cuando los populares dieron luz verde a su reprobación tras elevar consultas, eso sí, con la dirección nacional-.

Las discrepancias entre los miembros del consejo de dirección subieron de tono y no se zanjaron ni tan siquiera con la intervención de Bonig. La presidenta regional tomó la palabra para expresar su indignación con que el debate sobre la situación de Francisco Camps vuelva a poner el foco sobre el PP valenciano. Algunos de los asistentes a la reunión aseguraron ayer que Bonig se alteró de tal manera que cuando finalizó su referencia a este tema optó por abandonar la reunión. El entorno de la presidenta regional aclaró, no obstante, que la dirigente popular tenía una reunión y ese fue el motivo por el que se marchó.

La discusión sobre la eventual reprobación al expresidente Camps encierra, a juicio de la cúpula popular, una intentona por parte de los grupos del Botánico y de Cs -que ayer también consideró que Camps no es una persona «digna para formar parte de ninguna institución pública»- de tratar de salpicar a Bonig con una eventual posición «comprensiva» con el exlíder del PP. «Aquí lo que se busca es el bofetón a la presidenta» se dijo. Otras fuentes lamentaron, por su parte, que las vinculaciones personales tengan un papel clave en el criterio de quienes creen que el PP debe rechazar esa reprobación.

La postura de Compromís

Compromís reclama en su propuesta que Camps abandone el CJC "por haber incurrido en actos y comportamientos que se corresponden con la necesaria dignidad" de esa institución estatutaria, y que Les Corts apoyen todas las medidas dirigidas a recuperar para los valencianos "el dinero desviado en casos de corrupción".

El texto pide además que Les Corts asuman la "necesidad" de mejorar la ley del Estatuto de los expresidents, para regular mecanismos de retirada de esta condición a las personas que incurran en actos y comportamientos que "pongan en riesgos la dignidad y honorabilidad" de las instituciones valencianas.

Fotos

Vídeos