Bonig recuerda que el PP ya pidió perdón por los casos de corrupción

Isabel Bonig, presidenta del PPCV, antes de comenzar una rueda de prensa. / IRENE MARSILLA
Isabel Bonig, presidenta del PPCV, antes de comenzar una rueda de prensa. / IRENE MARSILLA

La presidenta de los populares valencianos ve «sorprendente» que el PSPV exija ilegalizar su formación tras la confesión de Correa

A. CERVELLERA/ EP VALENCIA/CASTELLÓN.

Isabel Bonig, presidenta de los populares en la Comunitat, decidió romper ayer el silencio que había mantenido el partido tras la confesión de Correa en la que admitía pagos en 'b' y facturas falsas del PP valenciano. Bonig quiso recordar que ya «pidió perdón» en el congreso autonómico que tuvo lugar el pasado abril por los casos de corrupción que han tenido lugar en su formación.

La también portavoz de los populares en Les Corts incidió en que su partido no valora estrategias judiciales pero destacó que mantienen su línea de «tolerancia cero» a la corrupción y de «respeto a la presunción de inocencia». «Si son inocentes, que así se determine, y sin son culpables, que todo el peso de ley caiga sobre ellos, que cumplan las penas y que el Estado de Derecho funcione», añadió Bonig, quien reclamó respeto a la justicia y a la actuación de los jueces.

La presidenta de la formación también aprovechó para responder las acusaciones que se realizaron desde las filas socialistas en las que se reclamaba la ilegalización de su partido y se indicaba que «el nuevo PPCV es el viejo PPCV». Bonig arremetió contra el PSPV por realizar la propuesta de ilegalización cuando el PSOE está «condenado en virtud de una sentencia judicial firme por financiación ilegal». Unos hechos por los que señaló que los socialistas aún no han pedido perdón. Además, la dirigente popular remarcó que ella lleva desde 2007 en su partido y que entonces no tenía esa responsabilidad mientras que el presidente Ximo Puig ya ocupaba un cargo en el PSOE cuando tuvo lugar la condena «por financiación ilegal y crímenes de estado como el GAL».

El PP recrimina a los socialistas que su partido sí está condenado por financiación irregular

Sobre el llamamiento de diferentes partidos para que el expresidente Francisco Camps, cuyo nombre aparece en la confesión de Costa, deje su puesto en el Consell Jurídic Consultiu (CJC), recalcó que este órgano tiene una ley de creación y regulación y se determinan las causas por las cuales los miembros deben abandonar. «Cuando se den esas condiciones, si es que se dan, se debería abandonar, pero es una cuestión que viene regulada por la ley y sería conveniente que todos respetásemos», subrayó Bonig que sugirió preguntar a la presidenta del CJC, la socialista Margarita Soler, sobre esta cuestión.

Respecto a qué espera del juicio por la trama Gürtel que comienza el próximo día 15 de enero, la dirigente popular pidió que actúe la justicia «con objetividad, imparcialidad e independencia» y que cada uno haga su trabajo y, al final, «respeto a las sentencias judiciales, pues se acatan siempre, y a quien no le gusten que las recurra, pero no se ataca a los jueces». Además, quiso pronunciarse sobre si estos presunta de corrupción afectarán en las elecciones de 2019. Bonig afirmó que estos casos pertenecen «al pasado» y que esas personas no ocupan ningún cargo ni en las instituciones ni en el partido, «por lo que el PP está mirando hacia el futuro». Una idea que ayer en privado mantenían varios dirigentes del partido. «A nosotros para lo que nos pagan y nos han elegido los valencianos es para resolver los múltiples problemas que tiene la Comunitat, apostilló la dirigente del PPCV, quien destacó que el presidente Puig debería estar preocupado por resolver los problemas de los valencianos «en lugar de estar tan ocupado y preocupado por el PP y por el futuro del PP».

El PSPV baja el tono

Las palabras de Bonig fueron insuficientes para las formaciones que componen el Consell pero aún así partidos como el PSPV decidieron bajar el tono. La secretaria de Ciudadanía de los socialistas valencianos, Ana Barceló, exigió de nuevo al PP y a Isabel Bonig que «asuman responsabilidades» por la trama de corrupción que instalaron en la administración y que ha tenido «unas consecuencias tremendas para esta Comunitat» pero ya no pidió ilegalizar el partido. Barceló aseguró que «estamos acostumbrados a que pidan perdón, pero eso no es suficiente, tienen que asumir responsabilidades políticas». «Todos los informes de los investigadores apuntan que el PP es una organización criminal destinada a delinquir», indicó la también y portavoz adjunta del PSPV en Les Corts, que recordó que a los populares les quedan varias causas pendientes.

Por su parte, Compromís calificó de «decepcionantes» las valoraciones. Para Fran Ferri, portavoz en Les Corts, «que todo lo que tenga que decir Bonig sobre los avances en la causa sea que ya pidieron perdón en el congreso es buena muestra del nulo nivel de regeneración que ha supuesto el liderazgo de Bonig». Ferri consideró que lo que necesitan los valencianos «no es que el PP pida perdón sin más» sino que el dinero «saqueado» vuelva a las arcas públicas.

Fotos

Vídeos