Bonig critica que las cuentas del Ejecutivo discriminen a Valencia

La presidenta del PP valenciano considera que son los presupuestos de «la rendición del PSPV a Compromís»

A. CERVELLERAValencia

Valencia. «Queremos una inversión territorializada que sea acorde a la población, porque si le pedimos al Gobierno de Madrid la inversión acorde a la población también lo pedimos aquí». Así de contundente se mostró ayer Isabel Bonig, presidenta del PP en la Comunitat al valorar los presupuestos del Ejecutivo valenciano para 2018.

Para la líder de los populares valencianos es necesario que no exista una desproporción entre las diferentes provincias. Tal y como avanzó ayer LAS PROVINCIAS, las cuentas del próximo ejercicio reflejan que un residente en la provincia de Valencia recibe un 50% menos de inversiones del Consell que un castellonense, 73,5 euros frente a 110. Por su parte, a un habitante de Alicante le corresponden 81,3.

Bonig consideró que estas cuentas evidencian «la rendición del PSPV a Compromís» y apuntó que incluso están generando problemas en el seno de los socialistas con dimisiones como la de Diego Macià, veterano del PSPV, exalcalde de Elche y hasta hace pocos días director general de Industria. Además, recalcó que Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat, «acaparó todo el protagonismo» de la presentación frente a un Vicent Soler, conseller de Hacienda, «empequeñecido» y subrayó que Oltra alardeó de unas inversiones más generosas en asuntos clave como la violencia de género o la dependencia que indicó que se han visto incrementadas principalmente por una mayor aportación del Gobierno central presidido por Mariano Rajoy.

Bonig afirmó que los presupuestos «no resuelven los problemas de los valencianos sino los del Consell del Titànic, son ficticios porque llevan tres años engañando a la gente y por tercer año incluyen, sin rubor, una partida ficticia de 1.325 millones de euros». También arremetió contra el Ejecutivo por dedicar más fondos a sueldos de altos cargos y anunció que presentarán una enmienda a la totalidad a las cuentas.

Juan Carlos Moragues, delegado del Gobierno en la Comunitat, se pronunció en términos similares. Moragues incidió que estas cuentas «son insostenibles si no fuera por la ayuda estatal» y criticó que, en lugar de apostar por rebajar impuestos, se opte por crear una «administración sobredimensionada».

Fotos

Vídeos