Beatriz Simón declara que no autorizó pagos a la agencia del PP

Simón, ayer, a su llegada a la Ciudad de la Justicia. / efe
Simón, ayer, a su llegada a la Ciudad de la Justicia. / efe

La edil popular, que presidió la fundación Fivec, señala que el contrato con Laterne es anterior a su etapa

EFE/REDACCIÓN

valencia. La concejal del PP de València Beatriz Simón declaró ayer como investigada en la pieza de blanqueo y delito electoral del caso Imelsa. La edil negó haber dado órdenes de pago de la fundación municipal Fivec, que ella presidió, a Laterne, empresa organizadora de la campaña electoral del PP en 2007. Así lo señaló Simón a su salida del juzgado en declaraciones a los medios, a quienes explicó que cuando ella llegó a la Fundación para la Innovación Urbana y Economía del Conocimiento, el contrato motivo de investigación «ya estaba ejecutado y entregado». La sospecha es que desde determinadas fundaciones dependientes del Ayuntamiento de Valencia se inyectó dinero en la agencia de comunicación del PP en las elecciones de 2007 con la facturación de servicios ficticios.

Fuentes conocedoras del caso indicaron que su testimonio «no ha aclarado nada» sobre el pago de entre 120.000 y 145.000 euros de Fivec a Laterne por un plan de modernización del Ayuntamiento de València del que «no hay trabajo o justificación». Simón, según otras fuentes, sí comprobó que los trabajos se habían completado.

Esta investigación se enmarca en la pieza A del caso Imelsa, por el que están imputados nueve de los diez concejales actuales del PP de València, sobre blanqueo de capitales, delito electoral y malversación de caudales. El principal sospechoso de esta operativa es Alfonso Grau, según lo investigado hasta la fecha. La edil indicó ayer que ella «no sabía de pagos y contratos» porque fueron anteriores a su llegada a la presidencia de Fivec, en sustitución de Juan Eduardo Santón por decisión de la entonces alcaldesa, Rita Barberá. Santón también se encuentra investigado por este asunto.

Simón lamentó la repercusión mediática y el daño que está causando este asunto a todos los implicados, asesores y exasesores del Grupo Municipal. Solicitó, una vez más, «prudencia» a la hora de tratar el caso porque cuando se acaban de cumplir dos años de la investigación «nadie» les «acusa» de haberse «llevado un euro de dinero público» sino «únicamente de haber dado mil euros» de su dinero «al partido». La responsable comentó que el tratamiento mediático ha sido «muy desproporcionado para lo que hay». Del mismo modo, reiteró que dio el dinero al partido pero que nadie se lo devolvió. Se trata de la misma tesis que hasta la fecha han defendido todos los investigados. Sólo Alcón y otra investigada han admitido la devolución del dinero.

Fotos

Vídeos