El Ayuntamiento de La Pobla de Vallbona celebra un proceso de selección en el que sólo se admite a un candidato

Policías locales uniformados./Jesús Signes
Policías locales uniformados. / Jesús Signes

De los siete candidatos, sólo uno cumple los requisitos específicos para obtener una plaza de inspector de Policía Local

B.FValencia

El sindicato CSIF ha demandado al Ayuntamiento de La Pobla de Vallbona, dirigido por Compromís, a causa de un proceso de selección que, será un proceso, pero en el que no habrá selección. Sólo se ha admitido a un candidato, que aspira a una plaza de inspector de la Policía Local de la localidad vallbonense. La singular prueba (literalmente, pues sólo se examina a un aspirante), ha propiciado el inicio de un contencioso administrativo que, sin embargo, sufrirá los rigores de la endémica lentitud de la Justicia.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 5 de Valencia ha admitido a trámite la demanda de la central sindical contra el decreto municipal, pero señala el acto de la vista para el día 2 de abril del año que viene, once meses después del primer examen que, precisamente, hoy se celebrará en dependencias municipales. El aspirante deberá preocuparse de no suspender, pero en ningún caso deberá temer por una calificación más alta que la suya, pues los requisitos reclamados por el Ayuntamiento de La Pobla de Vallbona son tan específicos que han propiciado que el proceso de selección sea unipersonal.

El CSIF recurrió la Oferta Pública de Empleo (OPE). Las bases del procedimiento limitan tanto la participación que, de los siete oficiales que deberían poder optar a la plaza en juego, la de inspector, se supone que sólo uno cumple con los requisitos. De hecho, tal y como se temía desde hace meses, finalmente, el pasado 24 de abril se hizo pública la aprobación de la lista definitiva de admitidos que, en realidad, se circunscribió a un admitido. El sindicato intentó modificar el proceso, lo que fue rechazado por el Ayuntamiento que considera que el alcalde, el nacionalista Josep Vicent García, tenía las competencias adecuadas para dictaminar unos criterios que acotan al máximo la selección.

Tal y como ya adelantó LAS PROVINCIAS, en el pleno municipal celebrado en marzo, la portavoz del PP, Mari Carmen Contelles (también síndica popular en la Diputación de Valencia), preguntó al alcalde de Compromís cuántos habían sido admitidos al concurso. García respondió: uno. Semanas más tarde, el Ayuntamiento hizo pública la lista de admitidos, singular, compuesta por un único candidato. El problema es dilucidar si el consistorio vallbonense era consciente de las nulas posibilidades de los otros oficiales. Fuentes del Ayuntamiento de La Pobla de Vallbona aseguraron que no. «No tiene constancia de los datos de titulaciones», señalaron, similar argumento que aporta el Consistorio en el recurso municipal que rechazó la reclamación del CSIF. Sin embargo, el 1 de septiembre de 2015, una circular de la Concejalía de Recursos Humanos reclamó a todo el personal de la Policía Local que antes de siete días aportasen «fotocopia de su titulación y de todos los cursos, jornadas y seminarios realizados». De los siete oficiales, cinco no tienen la titulación requerida en la OPE y un sexto no cuenta con la plaza en propiedad (otro de los requisitos). Lógicamente, sólo uno parece que sí la tiene, y es el que ha sido admitido. Desde el Consistorio se indica que la OPE «cuenta con el visto bueno de Delegación de Gobierno» y es «absolutamente regular y correcta». Dentro de un año, en los juzgados, se verá.

Fotos

Vídeos