El Ayuntamiento de Alicante reprueba por segunda vez al socialista Echávarri

E. P.

alicante. El pleno del Ayuntamiento de Alicante reprobó ayer, por segundo pleno consecutivo, al alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, por su procesamiento en el supuesto fraccionamiento de contratos y por estar investigado por el despido de una trabajadora temporal de Cultura, cuñada del portavoz local del PP, Luis Barcala.

La declaración institucional fue elevada a pleno por el grupo de Guanyar Alacant, exsocio de Echávarri en el equipo de Gobierno, y salió adelante con el respaldo de los 22 ediles de PP, Ciudadanos, Guanyar, Compromís y la no adscrita Nerea Belmonte. Los seis concejales del PSPV han votado en contra y el no adscrito Fernando Sepulcre se abstuvo. El alcalde no tomó la palabra en ningún momento más que para dar voz a los portavoces.

El líder de Guanyar Alacant, Miguel Ángel Pavón, expuso que llevaban la declaración por la «difícil situación judicial» del alcalde y consideró que debería haber presentado su «renuncia inmediata» ante dos casos de «posible comisión de un delito de prevaricación».

Pavón advirtió de que es la «primera vez» que el alcalde de Alicante sigue en el cargo pese a estar procesado y lo contrapuso a otras situaciones vividas como la de la exedil de Guanyar y ahora no adscrita, Nerea Belmonte, o la situación del exedil del PP, Andrés Llorens, también investigado por prevaricación por la reforma de la plaza Magallanes. Así, le recordó que en esos casos pidió la dimisión. Además, le subrayó que afirmó, en el caso de Belmonte, que «los errores se pagan con dimisiones».

Fotos

Vídeos