El 90% de ayudas directas de la Diputación van a alcaldes de PSPV y Compromís

La vicepresidenta Amigó, de Compromís, junto al presidente Rodríguez, del PSPV. / Raquel Abulaila
La vicepresidenta Amigó, de Compromís, junto al presidente Rodríguez, del PSPV. / Raquel Abulaila

El PP critica el sectarismo del cuatripartito con los convenios singulares y las subvenciones y el equipo de gobierno se acoge al criterio de la población

Francisco Ricós
FRANCISCO RICÓSValencia

Nueve de cada diez euros que ha repartido la Diputación de Valencia por medio de los convenios singulares -aquellos que concede el presidente o la vicepresidenta directamente a un alcalde- y subvenciones no regladas han ido a parar a municipios con regidor socialista o nacionalista. De los 5,7 millones de euros que la cúpula de la corporación provincial disponía el pasado ejercicio para distribuir a libre elección de sus gestores, 5,086 millones de euros se repartieron entre el PSPV y Compromís, según los datos oficiales que maneja el PP.

Los ayuntamientos con alcalde socialista percibieron 3,796 millones de euros, mientras que los municipios cuyo primer edil fue elegido en las listas de Compromís se embolsaron 1,296 millones. Los alcaldes de ambas formaciones se repartieron un 89,1 % del total de la cuantía de los convenios singulares y subvenciones directas que repartió el año pasado la corporación.

CONVENIOS

5,769
millones repartió la Diputación en 136 convenios singulares y subvenciones directas a municipios.
5,086
millones se llevaron 85 de los 131 alcaldes del PSPV (3,790 millones) y 26 de los 46 alcaldes de Compromís (1,296 millones de euros).
0,312
millones se llevaron 15 de los 55 alcaldes del PP, un 5,6%, y 0,166 tres de los seis alcaldes de Cs.

PSPV y Compromís son las formaciones políticas que llevan el peso de la gestión de la institución provincial y son la primera y la tercera según el número de alcaldías en la provincia de Valencia. El PP, a pesar de ganar las elecciones municipales de mayo de 2015, hace casi ya tres años, es la segunda formación en número de regidores y en este tipo de convenios ha logrado asignaciones que ascienden a 324.833 euros, muy lejos de las logradas por el PSPV y también por detrás de Compromís, que tiene menos alcaldes que el partido conservador. Los del PP consiguieron en 2017 cuatro veces menos dinero en estos convenios que Compromís y once veces menos que los socialistas.

El PSPV dispone de 131 alcaldes y 85 acuerdos firmados. El segundo puesto es para el PP, con 55 y 15 convenios. En tercer lugar se sitúa Compromís, con 46 alcaldías y 26 acuerdos. Más lejos se encuentra EU, con siete ediles y tres pactos. Ciudadanos, seis alcaldes y tres convenios. Una alcaldía tiene la marca blanca que Podemos presentó a las municipales. Las restantes, hasta completar las 266, son independientes.

Guillermo Barber, diputado provincial del PP, se mostró muy crítico con estas cifras. «Los datos demuestran que los mandatarios de la Diputación optan por el sectarismo y el partidismo en el reparto de convenios y subvenciones», afirmó.

Barber incidió en que el cuatripartito dijo al principio del mandato que no habría convenios singulares. «Criticaban lo que llamaban 'el besamanos de Rus' y en estos dos años se ha demostrado que continúan haciéndolo. El PP era más justo en el reparto de convenios singulares porque se hacía por localidades, no por partidos», indicó.

Para Barber, «las cifras demuestran la desproporción en el reparto de estos convenios singulares y en su cuantía. Está claro que el PP gobierna en 55 municipios de la provincia, pero la desproporción queda patente: los municipios gobernandos por el PP acceden a un 5,6 % de las ayudas, un 22,4 % Compromís y un 65,7 % los del PSPV».

Desde el equipo de gobierno se incidió en que redujeron de 34,4 millones que el anterior presidente disponía para convenios singulares a dos millones que podían dar el actual «presidente y la vicepresidenta» el año pasado. En los presupuestos de 2018 se han eliminado. Reconocieron que hay otros dos millones en subvenciones directas de pequeñas ayudas a municipios y entidades, al margen de que las aportaciones de la Diputación a municipios de más de 50.000 habitantes se tienen que realizar con convenios singulares.

Las mismas fuentes justificaron la enorme diferencia económica entre PSPV, Compromís y el PP en que en el reparto de convenios singulares y subvenciones directas han aplicado el criterio de la población, «el PP gobierna en pueblos pequeños y el PSPV y Compromís lo hace en grandes», pero lo más relevante, señalaron, es que han suprimido que un alcalde «tenga que ir a besar el anillo del presidente» para recibir dinero para su municipio.

Fotos

Vídeos