El auto de la imputación que niega el Ayuntamiento

Auto de la jueza donde se indica en dos ocasiones la condición judicial del concejal Fuset. / lp
Auto de la jueza donde se indica en dos ocasiones la condición judicial del concejal Fuset. / lp

A. RALLO VALENCIA.

Los servicios jurídicos del Ayuntamiento acudieron ayer al juzgado de Instrucción 2 de Valencia para conocer la situación del edil Pere Fuset. Allí les fue entregado el auto por el que se incoan las diligencia previas y se le otorga al concejal la condición de investigado. La instructora se refiere al cargo de Compromís como «inculpado» e «investigado» -antes imputado- en dos párrafos diferentes de la resolución. Es más, si no gozara de esa condición no le habrían podido trasladar las actuaciones.

Ahora, con su recién estrenada condición incluso podría pedir voluntariamente declarar si lo considera pertinente. El primero de los términos -inculpado- no suele ser habitual, pero la jurisprudencia recoge que existe una amplia variedad de palabras para definir esa situación. La imputación no deja de ser una condición de salvaguarda de sus derechos ante la probabilidad, en mayor o menor medida, de que sea responsable penal de los hechos descritos en una denuncia una vez se han abierto unas diligencias previas. En esta situación se han encontrado otros muchos responsables políticos antes de que declararan en el juzgado. Entre los casos más recientes, el del propio expresidente del Consell Francisco Camps. Desde el gobierno municipal, en cambio, se insiste en que Fuset no está investigado. Dicen que la condición de «inculpado» es la que le atribuye el denunciante Luis Salom. Omiten, sin embargo, que el término aparece en una resolución de la juez y no del denunciante. En el resto de su comunicado se limita a criticar al PP por usar la estrategia de la confusión en este asunto judicial. Recuerda, además, que Salom también está investigado por el presunto blanqueo de 50.000 euros en el grupo municipal popular.

Fotos

Vídeos