PP y Cs arremeten contra Rodríguez por los cuestionados contratos de Divalterra

El presidente de la empresa pública Divalterra. / lp
El presidente de la empresa pública Divalterra. / lp

La formación popular denuncia el enchufismo en la empresa pública mientras los centristas acusan a la dirección de ocultar los informes negativos

A. G. R.

valencia. El informe jurídico que cuestiona los últimos nombramientos de altos cargos en Divalterra, la nueva denominación que se le dio a Imelsa para enterrar su pasado corrupto, ha vuelto a convulsionar el ente público. El dosier, adelantado ayer por LAS PROVINCIAS y que no había sido comunicado a los miembros del consejo, ha propiciado una avalancha de críticas contra el presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez. El presidente de la Dipuatación, el socialista Jorge Rodríguez, vuelve al centro de la polémica. El PP le reprocha que la firma, lejos de experimentar una auténtica renovación de sus estructuras y procedimientos, se ha convertido en un «chiringuito», el lugar propicio para «colocar a sus barones con el dinero de todos los valencianos». Desde Cs expresaron su sorpresa ante la existencia y el contenido del informe y acusaron a la dirección de ocultar información al consejo de Administración.

El dosier, elaborado por un despacho de abogados, cuestiona las cuatro contrataciones de alta dirección así como la posibilidad de otras dos incorporaciones. El informe jurídico aprecia irregularidades en ese tipo de contrataciones. No se les puede calificar como personal de confianza ya que no se trata de la administración sino de una empresa pública.

De tal forma que su condición es ahora de trabajadores fijos de pleno derecho. Los expertos descartan darles plenos poderes para incluirlos en la categoría de alta dirección, una de las medidas planteadas por la empresa para solucionar el entuerto.

La Diputación defiende la legalidad con otro dictamen del secretario del consejo de administración

La portavoz del Partido Popular en la Diputación, Mari Carmen Contelles, considera «intolerable» que la dirección de Divalterra posea «un informe relevante y que cuestiona gravemente las contrataciones y se oculte a los miembros del Consejo de Administración». Recordó que la formación ya denunció «la desmesurada creación de puestos de dirección y el enchufismo político en la designación de cargos, irregularidades que ya señalaban las anteriores auditorias de Divalterra».

Contelles adelantó que hoy mismo quieren solicitar el informe de estas contrataciones para un examen exhaustivo. Coincide en esta iniciativa con Jorge Ochando, el responsable de Cs en la Diputación, que también iba a mandar un correo a Presidencia para reclamar ese documento. El responsable de la formación adelantó que la información evidencia que, al parecer, «se ocultaron informes al Consejo». Por ejemplo, «a mí sólo me dieron el del letrado asesor de la Presidencia que garantizaba la legalidad».

Fuentes de la Diputación sostuvieron ayer que las contrataciones se ajustan a la legalidad y cuentan con un dictamen favorable del Secretario del Consejo de Administración y letrado de los Servicios Jurídicos de la propia Diputación. Este es el único dictamen que tenían los miembros del consejo de administración, según Cs. En ese informe, tal y como añaden las fuentes oficiales, se concluye que las facultades atribuidas a los directores de área nombrados «se engloban dentro de las funciones propias del personal directivo» y su relación laboral tendrá un carácter «especial de personal de alta dirección».

Del mismo modo, definieron el informe jurídico de 29 páginas que cuestiona las contrataciones como «una nota de interés a propuesta de Divalterra» que luego fue matizada por el secretario del consejo de administración.

Fotos

Vídeos