Archivada la investigación sobre la gestión de residuos contra Jorge Rodríguez

El pago de las tasas por parte de la institución provincial propicia que el Tribunal de Cuentas niegue cualquier daño en los fondos del consorcio

S.P.Valencia

La investigación abierta por parte del Tribunal de Cuentas que implicaba a Jorge Rodríguez, presidente de la Diputación de Valencia y alcalde de Ontinyent, por unas posibles irregularidades relacionadas con el pago de tasas al Consorcio V5 de residuos ha sido archivada tras el pago de las mismas. Así se desprende del documento al que ha tenido acceso este diario y que señala que la consejera de cuentas acordó el pasado 14 de julio decretar el archivo de las diligencias trasevidenciarse que no han habido daños alos fondos del Consorcio.

El procedimiento fue abierto por el Tribunal de Cuentas a raíz de un informe elaborado por la interventora del consorcio, que detectó un quebranto en caja generado por la decisión de la institución provincial de retrasar la recaudación de la tasa de basuras en su localidad. El escrito del Tribunal de Cuentas ya explicaba que el ministerio fiscal había remitido un texto, basado en el informe de la interventora, en el que «se ponían de manifiesto ciertas presuntas irregularidades contables en materia de recaudación de ingresos del citado consorcio».

La interventora del Consorcio de residuos había detallado en un informe que la actuación de la Diputación de Valencia, al decidir no pasar al cobro la tasa de recogida de basuras en Ontinyent -sí que se cobró en el resto de municipios que pertenecen al Consorcio- había generado un quebranto contable para el consorcio que rozaba el millón de euros.

El procedimiento fue abierto a raíz de un informe elaborado por el Consorcio de residuos V5

La interventora relató entonces que la corporación provincial había decidió, «sin ningún fundamento jurídico», la suspensión cautelar del procedimiento de recaudación únicamente en esta localidad. Una decisión motivada en un informe de una sola página del jefe de la asesoría jurídica de la Diputación, y que, por toda conclusión, alegaba que «parece razonable acceder de manera cautelar a la suspensión del procedimiento de cobro» solicitada por ese consistorio.

Que Ontinyent -el municipio del que Rodríguez es alcalde- dejara de pagar esa tasa a la Diputación que preside él mismo, trascendió a raíz de las quejas presentadas por otros dos ayuntamientos pertenecientes al mismo consorcio, Llosa de Ranes y Genovés, que son las que permitieron comprobar que, al mismo tiempo que la Diputación no cobraba a Ontinyent, sí que había incrementado los recibos a otros municipios «entre unos céntimos y hasta cuatro euros». Estas actuaciones también implicaron que desde el grupo popular de la Diputación de Valencia se interpusiera una denuncia contra Rodríguez.

Fotos

Vídeos