À Punt está emitiendo sin someterse a la medición de audiencias

Dos personas ven la televisión en el primer día de emisionews de À Punt. /Manuel Molines
Dos personas ven la televisión en el primer día de emisionews de À Punt. / Manuel Molines

La nueva televisión autonómica prevé solicitar este servicio que sirve de base para negociar la publicidad pero no aclara cuándo

Arturo Cervellera
ARTURO CERVELLERA

À Punt, la nueva televisión autonómica, es una realidad desde el pasado domingo. La cadena ya ha estrenado los informativos y muchos de los principales programas pero aún no existen datos sobre cuántos espectadores han visto estos espacios ya que la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación aún no ha pedido a Kantar Media, la empresa encargada de la medición de audiencias en España, que le haga un seguimiento de las audiencias como se realiza al resto de cadenas estatales y autonómicas.

Tanto desde À Punt como desde Kantar Media confirmaron ayer que la petición aún no se ha realizado. Pese a ello, la cadena valenciana tiene previsto que la solicitud se haga en el corto plazo ya que existe «interés» por los datos. La importancia de que un medio de comunicación disponga de medidores de audiencia es fundamental para llevar a cabo contratos para la publicidad. Fuentes de Zenithbr, empresa especializada en Asesoramiento, Investigación, Planificación y Compra de Medios, subrayaron ayer la importancia de tener datos de audiencia de Kantar Media y la consideraron una «herramienta absolutamente fundamental para vender los espacios publicitarios».

Á Punt es la primera cadena de importancia que ha sido creada en los últimos años en toda España y su presupuesto de 55 millones anuales. El último estreno de relevancia tuvo lugar en 2015, cuando fueron adjudicadas las últimas tres licencias de TDT que dieron lugar a Atreseries, Real Madrid TV y TEN. De todos estos canales sí que existió desde el primer día de emisión cifras de audiencia. Los primeros datos con los que contará la radiotelevisión autonómica, pese a no ser estrictamente de audiencia, que les permitirán hacer una primera estimación serán los que se extraigan de una encuesta que ha sido encargada por el organismo. Fuentes cercanas a À Punt apuntan que se ha aprobado realizar una serie de entrevistas para poder analizar el impacto de la nueva cadena.

La extinta Canal 9 echó el cierre con una cuota de pantalla del 5%, la segunda menor de toda España

El reto del nuevo medio público será ofrecer a largo plazo datos de audiencia similares a la media del resto de comunidades autónomas presentes en la Federación de organismos de radio y televisión autonómicos (FORTA), entidad en la que À Punt está inscrita desde principios de 2018. La cadena que lidera este ranking es TV3 con un 13% de cuota de pantalla y cierra la balear IB3 con un 2,7%., según los datos de FORTA. De media las televisiones tienen un 7,67% de audiencia total.

La extinta Canal 9 se despidió con una cuota anual en 2012 de alrededor del 5% y su mínimo histórico fue en julio de 2012 con un 4,2%. Estaba muy por debajo de la media de los medios autonómicos de entonces (9,8%) al ser la segunda con menos espectadores de toda España. Ya lejos quedaba entonces el pìco histórico del 22,5% de 1992, cuando había mucha menos oferta mediática.

Cuota entre el 1,5 y el 3,2%

Ante la falta de encuestas, los únicos datos disponibles son las estimaciones. Eduardo Madinaveitia, Director General Técnico de Zenithbr destacó «que À Punt Media podría alcanzar picos de audiencia en algunos momento de hasta el 6%, si bien un objetivo optimista para el primer año podría situarse en una horquilla entre el 1,5% y el 3,2%», un buen dato si se tiene en cuenta el ecosistema comunicativo actual. A través de un comunicado se indicó que en la empresa son optimistas y señalaron que «la nueva televisión ha tenido muy buena acogida por parte de los anunciantes tanto a nivel autonómico como nacional, ya que cubre un espacio informativo y de ocio que otras cadenas no cubrían».

Para realizar esta previsión, desde la empresa se señaló que «además de datos de Kantar Merdia, nos hemos fijarnos en dos tipos de referencias: en qué cifras se mueven actualmente los canales autonómicos y, qué valores han alcanzado los canales procedentes de las últimas concesiones de TDT». En el caso de À Punt se consideró que se debe «contemplar además la circunstancia de que toda la emisión se hará en valenciano, una dificultad añadida a la hora de captar audiencia. Sin que se pueda establecer un paralelismo, cuando IB3 pasó a emitir exclusivamente en la lengua autonómica su audiencia se redujo a menos de la mitad».

Fotos

Vídeos