El PP anuncia que llevará al juzgado la ley de comarcas del Consell

José Císcar atiende a Isabel Bonig en Les Corts.
José Císcar atiende a Isabel Bonig en Les Corts. / irene marsilla

Los populares destacan que el Supremo ha tumbado el intento de «restar autonomía a las provincias» con el decreto de coordinación de diputaciones

REDACCIÓN

valencia/alicante. El PP valenciano sacó pecho ayer de las últimas decisiones adoptadas por el Tribunal Supremo en relación con las iniciativas legales del Consell que lideran Ximo Puig y Mónica Oltra. Y en particular, con la que inadmite el recurso presentado por el Gobierno valenciano contra el fallo del TSJ que tumbó el decreto de coordinación de las Diputaciones provinciales en materia de deportes. El coordinador general del grupo popular en Les Corts, y líder del PP alicantino, José Císcar, se felicitó de que la Justicia «haya vuelto a parar los pies al Consell» después de que el Supremo tumbara un decreto pensado para «restar autonomía a las provincias». El líder de los populares alicantinos remarcó que, al no ser el primer 'decretazo' que los tribunales rechazan, «la Justicia pone las cosas en su sitio ante un Consell que se cree por encima de la ley».

Císcar recordó que el TSJ «ya puso freno» al conseller Marzà por su «decreto de discriminación lingüística», y ahora «le toca el turno de manera definitiva al 'decretazo' de deportes y en breve al de turismo». El presidente del PP en la provincia de Alicante anunció que su partido «seguirá trabajando en la defensa de esa provincia y llegará hasta donde sea necesario para proteger los intereses de los vecinos y vecinas de nuestros pueblos». Por eso, instó al Consell a «detener cualquier iniciativa contra Alicante» como la Ley de Comarcas que PSPV, Compromís y Podemos quieren aprobar «porque nos tendrán enfrente».

Por su parte, la portavoz popular en la Diputación de Valencia, Mª Carmen Contelles, reclamó a Puig y a Oltra que abandonen «el frentismo y la imposición», que respeten la autonomía de las diputaciones y que «se dediquen a trabajar» en el marco de sus competencias que, como es el caso de bienestar social, educación o sanidad, «las tiene muy olvidadas», remarcó.

«Oltra -lamentó- quiere dirigir el funcionamiento de las corporaciones provinciales y controlar competencias como turismo o deportes cuando hace una dejación de funciones sonrojante como responsable de las políticas de bienestar social».

Según Contelles, los decretos anulados por la justicia «forman parte de la estrategia que ha puesto en marcha el Consell para vaciar de competencias y dinero las diputaciones provinciales con el silencio cómplice de Jorge Rodríguez».

La portavoz del PP recordó el proyecto de ley de Mancomunidades que presentó el gobierno autonómico o la proposición de ley de comarcalización de Compromís, o los planes «teledirigidos desde los despachos de Mónica Oltra y Vicent Marzà para financiar competencias impropias de las diputaciones».

«Consideran a las diputaciones como el cajero automático con el que pagar las políticas del Consell simplemente porque no saben cómo gestionar el dinero con el que cuentan y es más fácil que venga otro y lo pague en lugar de trabajar», manifestó Contelles. En los dos últimos años, relató, ha aumentado en 2.150 millones la financiación que llega del Estado a la Comunitat pero el Consell «malgasta el dinero en chiringuitos y agencias de colocación, en contratar asesores o en abrir una televisión».

Fotos

Vídeos