Álvaro abandona la asamblea de Els Verds tras aceptar el partido su cese fulminante

Una de las votaciones, con el concejal de Valencia Giusseppe Grezzi en primera fila. / ep
Una de las votaciones, con el concejal de Valencia Giusseppe Grezzi en primera fila. / ep

La formación aprueba una resolución en la que apoya al nuevo secretario autonómico y decide seguir en Compromís

A. RALLO

valencia. La asamblea de Els VerdsEquo no fue un encuentro cordial de militantes. Hubo tensión entre dos bloques claramente diferenciados acerca de la respuesta de la formación al fulminante cese del secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático, Julià Álvaro. Buscaba el alto cargo destituido una reacción airada de su formación ante las circunstancias en las que se había producido su salida. Una muestra de apoyo.

Pero la asamblea optó claramente por pasar página y mirar al futuro. Así que agradeció el trabajo de Álvaro y dio la bienvenida a su sucesor. Por descontado, nada de plantearse una salida de Compromís. El Consell nacido del Botànic todavía mantiene la idea de que cuenta con la ecología política. El hecho es que cuando se votó esta resolución, Álvaro y sus fieles, alrededor de una veintena -aunque las cifras varían según las fuentes- habían abandonado ya la sede del Colegio Mayor Doctor Peset. La ruptura resulta evidente.

El documento se aprobó con 59 votos a favor, dos en contra y cinco abstenciones. La formación ha dado un voto de confianza a Compromís y creen que el cese del secretario autonómico pudo deberse a una cuestión de «formas», a la personalidad -potente, sin duda- de Álvaro y no como sostiene el afectado a cuestiones políticas.

Así, el comunicado de la formación va en este sentido. «Es el momento de asegurar que la ecología política continúe siendo eje fundamental de las políticas del Botànic, y para VerdsEquo «no existe otra manera» que con la presencia en el Consell. «Es el momento de cerrar un ciclo en el gobierno de manera ejemplar para tratar así de revalidar nuestra presencia a partir de 2019», manifestaron.

Su encaje en la formación nacionalista, explican, debe servir para garantizar que las políticas verdes sigan siendo uno de los ejes principales de la coalición, proyecto político del que son fundadores, y así continuar siendo «el referente político ecologista» que la Comunitat Valenciana necesita.

El exsecretario autonómico pretendía, y así lo adelantó durante su intervención, que no se votara nada en la asamblea de ayer y que se abriera un periodo de reflexión. Algunos de los asistentes interpretaron esto -su marcha si se votaba- como un intento de coacción para que no se sacara la propuesta adelante.

«No es bueno tomar decisiones en caliente», indicó. Pero se hizo caso omiso a la recomendación y lo que se mostró fue la «fractura» del partido, según Álvaro. El periodo de reflexión se podía enfocar también a los futuros compañeros de viaje de la formación. Si es Compromís o por el contrario Podemos el que mejor cobertura ofrecería.

Los últimos meses en la Conselleria no han sido precisamente tranquilos. Los enfrentamientos entre la máxima responsable Elena Cebrián y el secretario autonómico fueron constantes. Cebrián se ha estado apoyando más en el secretario autonómico de Agricultura, el socialista Mulero, que en el representante de Compromís. El sistema de recogida de residuos SDDR fue, al parecer, uno de los detonantes de la destitución. Un modelo que pese a que el Consell sostiene que todavía mantiene en agenda, no contó con el apoyo del sector y no será ya una realidad en esta legislatura.

Fotos

Vídeos