Alcaldes de PSPV y Compromís piden ayuda al PP por el abandono del Consell

La alcaldesa de Gandia, Diana Morant, se dirige al popular Alfredo Castelló en un momento de la reunión del martes en Les Corts. / LP
La alcaldesa de Gandia, Diana Morant, se dirige al popular Alfredo Castelló en un momento de la reunión del martes en Les Corts. / LP

Los primeros ediles de Gandia, Alcoi y Albaida se reúnen con diputados populares para que los presupuestos incluyan inversión en la CV-60

F. M.Valencia

Los alcaldes de Gandia, Diana Morant, y Alcoi, Antonio Francés -ambos del PSPV- y el primer edil de Albaida, Josep Antoni Albert -Compromís-, mantuvieron una reunión en Les Corts con diputados del PP el pasado martes por la tarde, con el objetivo de solicitar ayuda a este grupo parlamentario para que los Presupuestos de la Generalitat de 2018 incluyan inversión en la autovía CV-60.

La reunión, que sorprendió en las filas populares y ha causado gran indignación entre los dirigentes socialistas, se produjo después de que los tres munícipes trasladaran la misma solicitud a la consellera de Territorio y Vivienda, María José Salvador, y de que ésta les contestara, según relataron en la reunión del martes, que la conselleria no disponía de dinero para atender esa inversión.

La reunión en uno de los despachos que disponen los populares en la Cámara abordó la presentación de enmiendas a los presupuestos. De hecho, el PP valenciano tiene presentada una -que se debatirá mañana miércoles- en la que se solicitan más recursos para distintas actuaciones en materia de infraestructuras. Y una de ellas es precisamente completar la CV-60, la autovía que debe conectar Alcoi con la costa. Ciudadanos también tenía presentada una enmienda respecto a esa carretera, de manera que los populares, la formación naranja y Podemos ya tienen perfilada una transaccional -que con el apoyo de esos tres grupos tiene garantizada la aprobación- para invertir 65 millones de euros en los próximos tres años en la finalización de la autovía.

El portavoz popular Alfredo Castelló, uno de los responsables del PP valenciano que atendió a los tres alcaldes, explicó ayer que su partido no pretende hacer política con la solicitud de los alcaldes y añadió que ya se ha puesto en contacto con Ciudadanos y Podemos, y lo hará también con PSPV y Compromís, para tratar de sacar adelante esta reivindicación.

Con todo, lo que resulta más llamativo es la actuación de los tres alcaldes. Las fuentes del PSPV consultas por este diario admitieron su profundo malestar por el hecho de que alcaldes de su propio partido recurran al principal partido de la oposición para buscar ayuda financiera a una infraestructura. Entre otras razones, se añadió, porque ya conocen la posición de la conselleria y no es la de una negativa política, sino de carácter financiero. «Es como si consideraran que la decisión de la conselleria de Territorio no está adoptada de buena fe, y corrieran a pedirle ayuda a la oposición», se remarcó.

Gandia y Alcoi son dos de las principales alcaldías bajo gobierno socialista. Con poblaciones de 75.000 y 60.000 habitantes, respectivamente, tanto Diana Morant como Antonio Francés están considerados como referentes de futuro del socialismo valenciano. La primera edil de Gandia fue diputada provincial del PSPV hasta hace pocos meses, cuando cedió su acta a Víctor Femenía. En el congreso del PSPV celebrado en Elche se anunció que Morant sería la presidenta del comité nacional de los socialistas valencianos -máximo órgano del partido entre congresos- aunque los socialistas valencianos aún no han celebrado ninguna reunión de ese órgano y el nombramiento de Morant podría ahora verse comprometido.

Antonio Francés es otro de los jóvenes alcaldes socialistas a los que se ha venido señalando hasta la fecha como referencia de futuro en el seno de ese partido.

Fotos

Vídeos