El alcalde de Mislata se perfila como portavoz de una ejecutiva muy municipalista

La diputada ilicitana Toñi Serna podría ocupar la secretaría de Organización de una dirección en la que estaría Sandra Gómez

F. M.

valencia. Ximo Puig anunció renovación en la dirección de los socialistas valencianos, si se alzaba con la victoria en las primarias. De modo que tras el triunfo del domingo es el momento de plasmar esos cambios. El entorno del líder socialista anuncia caras jóvenes y un equipo de fuerte perfil municipalista. Uno de los que parece llamado a asumir nuevas responsabilidades es el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, que podría asumir la portavocía que hasta ahora ocupaba -aunque apenas la ejerció- Francesc Romeu. El del hasta ahora vicesecretario general es uno de los nombres que se da por amortizados, como el de Alfred Boix -hasta ahora, vicesecretario de Organización-. Aunque con el matiz de que el hasta ahora mano derecha de Puig sí que podría asumir nuevas responsabilidades en el grupo parlamentario, en el caso de que Puig mueva ficha en el segundo escalón del Consell.

En la nueva dirección socialista podría estar la diputada ilicitana Toñi Serna, que se ha mantenido fiel a Puig y a Boix en todos los procesos orgánicos. De hecho, se especula con que asuma el área de Organización. Jorge Rodríguez ocupará más peso político salvo que decida pelear por el congreso provincial. Los nombres de los alcaldes de Almussafes, Toni González y Mario Sánchez (Requena) representaría la cuota del lobby 3.0 en la nueva ejecutiva. También se especula con la entrada de Sandra Gómez, para darle más visibilidad política.

Fotos

Vídeos