El Consell mantiene desde hace seis meses sin personal la Agencia Valenciana de Innovación

Andrés García Reche junto al presidente Puig, el pasado 1 de agosto. / LP
Andrés García Reche junto al presidente Puig, el pasado 1 de agosto. / LP

García Reche dirige el ente público, que carece de personal propio y se sostiene con empleados cedidos por el IVACE

F. M. VALENCIA.

El parto que dio lugar a la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), el organismo impulsado desde Presidencia de la Generalitat para impulsar la «mejora del modelo productivo valenciano mediante el desarrollo de su capacidad innovadora para la consecución de un crecimiento inteligente, sostenible e integrador» ya fue complicado. Las reticencias mostradas por la conselleria de Economía que dirige Rafael Climent, el refuerzo que desde ese departamento se ha venido haciendo del IVACE en detrimento de la propia Agencia de Innovación, ese enredo que ha acabado generando el compromiso de Ximo Puig de ubicar al citado organismo en Alicante y el tijeretazo presupuestario que la Agencia sufrió en el debate de Les Corts hace sólo unas semanas, han torpedeado la puesta en marcha del organismo que dirige el exconseller Andrés García Reche.

El exconseller socialista fue nombrado vicepresidente ejecutivo de la AVI el 1 de agosto de 2017 -el mismo día que José Manuel Orengo lograba ser designado asesor del Palau de la Generalitat tras el fallido intento de poner en marcha su famosa fundación Cical. García Reche, profesor de Economía Aplicada de la Universitat de València y que fue responsable de la conselleria de Industria entre 1987 y 1993, bajo la presidencia de Joan Lerma, se puso manos a la obra en ese empeño de «diseñar y coordinar la estrategia de innovación de la Comunitat Valenciana», tal y como señala la ley de creación del organismo. La víspera de su nombramiento, el pleno del Gobierno valenciano aprobó un presupuesto de 28 millones de euros para el ejercicio de 2017. También se dio luz verde entonces al Reglamento de Organización y Funcionamiento de la Agencia, que establecía que la sede institucional estaría en Alicante y que habría otra operativa en Valencia, en la antigua sede del Impiva.

La AVI comenzó a trabajar con personal cedido en comisión de servicio por parte del IVACE. Se entendió entonces que la plantilla definitiva se iría componiendo mediante un proceso de selección que requería cierto margen de tiempo. Mientras tanto, la polémica por la distribución de personal -la mayor parte estará en Valencia, pese al compromiso de Puig- ha seguido creciendo.

La última zancadilla a la entidad fue el recorte presupuestario por las enmiendas de Podemos

El vicepresidente ejecutivo de la Agencia Valencianade la Innovación fue nombrado el 1 de aogosto

Casi seis meses después desde el nombramiento de García Reche, la AVI sigue en la misma situación de interinidad. La firma ha puesto en marcha el proceso para disponer de personal propio, pero aún no lo tiene. En las oficinas del viejo Impiva siguen trabajando algunos empleados del Ivace. Y García Reche ya ha realizado alguna visita de trabajo -se reunió hace pocas fechas en Ibi con directivos de distintas empresas-.

Pero sigue sin plantilla. La excusa de que el presupuesto aprobado para 2017 se quedó sin ejecutar sirvió... hasta que Les Corts aprobó el de 2018. Y el recorte de casi cuatro millones que sufrió en el reciente debate de presupuestos no ha impedido que la AVI disponga de un presupuesto de más de 24 millones de euros.

Más noticias sobre la Agencia Valenciana de la Innovación

Así que dinero hay, pero plantilla no. La página web de la Generalitat -la AVI está adscrita a Presidencia- informa del estado del proceso de selección de personal. Un total de 21 plazas convocadas con su correspondiente relación de admitidos y excluidos en la bolsa de trabajo. Firmado en Valencia, con fecha del pasado 4 de enero, por el 'órgano encargado de selección'. De hecho, pese a que el vicepresidente ejecutivo fue nombrado el 1 de agosto, los procesos de selección no arrancan hasta mediados del mes de septiembre. El 1 de febrero se cumplirán exactamente seis meses desde el nombramiento del exconseller. La AVI sigue sin plantilla y en el centro de una batalla política entre PSPV y Compromís.

Fotos

Vídeos