Las Provincias

El PP censura la citación de Rajoy en Gürtel: «Podían llamarle a él como al Papa de Roma»

video

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), junto al portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando (d). / Efe

  • Rafael Hernando justifica que el presidente declare por videoconferencia para no contribuir a “circos” que persiguen las acusaciones de PSOE, IU y Adade

Más que como la comparecencia de un testigo, el PP afronta la citación de Mariano Rajoy en el juicio de Gürtel como “un circo” que interesa a las acusaciones de PSOE, IU y Adade. Y esa es la razón que lleva al portavoz parlamentario, Rafael Hernando, a defender que el presidente del Gobierno haya optado por no sentarse físicamente en el banquillo y declarar por videoconferencia.

No será el primero en recurrir a este mecanismo si la Audiencia Nacional acepta la propuesta. Ya lo hizo antes, reivindican en el PP, el expresidente de la Generalitat catalana Artur Mas. Y a ojos de Fernando Martínez-Maillo parece “lo más razonable”. “Es una cuestión que valoran en el ámbito jurídico los abogados atendiendo a razones de orden público, de seguridad, teniendo en cuenta la agenda del presidente y la disponibilidad que tiene el presidente a comparecer”, ha explicado en los pasillos del Congreso el coordinador general de los populares.

El partido, en cualquier caso, no ha cesado en sus críticas desde que el jefe del Ejecutivo fue citado por el tribunal. Insiste el PP en que Rajoy nada puede saber de la primera etapa de Gürtel y reduce las investigaciones a las campañas electorales de 2003 en Pozuelo y Majadahonda. “Poco o nada va a poder colaborar, aunque tenga intención, porque no tenemos nada que ocultar pero tampoco nada que colaborar -argumenta Martínez-Maillo-; no tiene información porque no era la persona que llevaba esas campañas”. “Podían llamar al señor Rajoy como podían llamar al Papa de Roma para que viniera a decirles lo que pasó en aquel momento, porque sabe lo mismo”, ha elevado el tono Hernando.

Rajoy y el plasma

La oposición, sin embargo, censura la “vuelta al plasma” del presidente. Una “falta” de respeto a la ciudadanía”, advierte el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que considera “gravísimo” que el jefe del Ejecutivo no acuda en persona a declarar.

El mismo menosprecio a “la justicia y la Audiencia Nacional” percibe el PSOE. “No es la primera vez, el presidente del Gobierno tiene que asumir que tiene que dar la cara, que tiene que dar explicaciones por los casos de corrupción de su partido”, ha advertido Isabel Rodríguez, que recuerda la intención de los socialistas de citar a Rajoy en la comisión que investigará las finanzas del PP.

Sin “nada que esconder”, concluye el diputado de Esquerra, Joan Tardá, “uno hace como el resto de ciudadanos” y acude a la Audiencia Nacional.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate