Las Provincias

Augusto César Tauroni pide el tercer grado para ir a la cárcel sólo a dormir entre semana

El empresario Augusto César Tauroni y su abogado. :: jesús signes
El empresario Augusto César Tauroni y su abogado. :: jesús signes
  • El empresario ya solicitó la medida el pasado verano, pero el TSJ la rechazó porque no había pagado la responsabilidad civil

Augusto César Tauroni ingresó en prisión en febrero de 2012. El empresario fue el único de los detenidos en aquella macrooperación policial que terminó en la cárcel de Picassent. Desde entonces han transcurrido más de cinco años. Mientras todos sus compañeros investigados permanecían en libertad, él iba restando días a su futura -e hipotética- condena. Tal es así que fue el primero en solicitar un permiso penitenciario que finalmente obtuvo.

Ahora, Tauroni, amigo del exconseller Rafael Blasco, ha dado un paso más e insiste con el tercer grado. El empresario considera que se dan los requisitos para conseguir un régimen de semilibertad en el que pasaría a depender del Centro de Inserción Social (CIS) y sólo acudiría a las instalaciones, ubicadas en el mismo complejo penitenciario, para pernoctar entre semana. Esto le permitiría recuperar cierta normalidad e incluso buscar algún puesto de trabajo. De momento, la petición se ha trasladado sólo a la Junta de la prisión, que tendrá que informar acerca de la solicitud. Fuentes consultadas apuntaron que el órgano no suele pronunciarse de manera favorable.

La decisión, en cualquier caso, se puede recurrir ante el juez de Vigilancia Penitenciaria. Es ahí donde interviene el Ministerio Fiscal. Los fiscales emiten un informe acerca de la conveniencia o no de autorizar la salida de permiso o bien una progresión de grado. No es la primera vez que Tauroni solicita el régimen de semilibertad. El pasado verano ya lo intentó y el TSJ le cerró las puertas. El tribunal consideraba que no se había mostrado arrepentido y no había pagado la responsabilidad civil para reparar las consecuencias del fraude.

Reuniones en la prisión

Esta última circunstancia se mantiene. El empresario, al que apenas le quedan meses para cumplir su condena de seis años, se ha reunido en varias ocasiones en la propia cárcel con Anticorrupción. El condenado trasladó su disposición a pagar cerca de 800.000 euros de su responsabilidad civil. Esta cantidad era parte de la negociación inicial con todos los acusados de la trama. Las conversaciones no fructificaron por la oposición de la acusación popular, la coordinadora de ONG´s.

Tras esto, el empresario decidió dar el paso por su cuenta. Sin embargo, un incidente grave que afecta a la «libertad y seguridad de las personas» hizo que el fiscal no acudiera a la declaración de Tauroni. Desde entonces, cualquier posibilidad de acuerdo parece más remota, aunque algunas fuentes mantienen que las vías de comunicación todavía están abiertas.

La Junta de la prisión también deberá pronunciarse en breve acerca de la petición de permiso del exconseller Rafael Blasco. El que exdirigente popular ha cumplido ya una cuarta parte de la condena, uno de los requisitos para pedir una salida de la cárcel. Existe cierto optimismo en el entorno de Blasco tras la autorización a la que fuera su mano derecha, Tina Sanjuán. Consideran que se dan las mismas circunstancias para que también el excargo 'popular' pueda disfrutar de tres días en libertad. Ambos ya no tienen responsabilidades públicas y no pueden volver a delinquir. Sin embargo, ninguno ha devuelto el dinero.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate