Las Provincias

El Tribunal de Cuentas detecta pagos sin fiscalizar de Compromís-Podemos

Garzón, Errejón, Oltra, Iglesias, Ferreiro, Montero y Bescansa, en la campaña del 26-J. :: efe/k. huesca
Garzón, Errejón, Oltra, Iglesias, Ferreiro, Montero y Bescansa, en la campaña del 26-J. :: efe/k. huesca
  • La coalición 'A la Valenciana' efectuó ingresos y abonos en la campaña del 26-J al margen de lo que exige la Ley Electoral General

'Terminada la campaña electoral, sólo se podrá disponer de los saldos de estas cuentas para pagar, en los noventa días siguientes al de la votación, gastos electorales previamente contraídos'. La redacción corresponde al apartado tres del artículo 125 de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG). Según el Tribunal de Cuentas, la coalición 'A la Valenciana' formada por Compromís, Podemos y EUPV, incumplió ese artículo de la citada ley en las elecciones generales del pasado 26 de junio.

El órgano fiscalizador hizo público ayer su informe sobre la contabilidad electoral de los partidos que concurrieron a esos comicios. Y en el apartado dedicado a la coalición valenciana anota algunos hechos, que vulneran la norma encargada de vigilar los procesos electorales.

En concreto, el Tribunal explica que 'los gastos pendientes de pago de la coalición a la fecha de presentación de la contabilidad sumaban 260.908,18 euros'. Y añade: 'la coalición no disponía de saldo suficiente en su tesorería electoral (429,38 euros) para hacer frente a este importe, y según lo manifestado por la formación en las alegaciones, el pago de dichos gastos se ha efectuado con cargo a la referida cuenta electoral tras la incorporación en la misma de nuevos recursos, con lo que el ingreso y el pago han tenido lugar fuera de la contabilidad electoral fiscalizada'.

Tal y como constata el informe, ese hecho vulnera el enunciado de ese artículo 125 de la LOREG, que en su artículo tres que remarca que tras la campaña electoral, sólo se podrá disponer de los saldos de las cuentas electorales para pagar, en los noventa días siguientes al de la votación, gastos electorales previamente contraídos. 'A la Valenciana' desoyó ese mandato al incorporar nuevos recursos, con lo que esos ingresos y pagos quedaron fuera de lo fiscalizado.

El informe del Tribunal de Cuentas -que en otros informes ya ha aludido a la contabilidad de Compromís- alega otros datos llamativos. explica que en la contabilidad de 'A la Valenciana' figuran gastos por operaciones ordinarias, por importe de 3.327,50 euros, 'cuyos conceptos no tienen la consideración de gasto electoral con arreglo a lo establecido en el artículo 130 de la LOREG', motivo por el que esos gastos 'no han sido admitidos como susceptibles de ser financiados con subvenciones electorales'. El Tribunal también explica que ha 'reclasificado' 18.101 euros que la coalición declaró como gastos por envíos de propaganda electoral y que no tenían esa consideración. No obstante, el Tribunal de Cuentas concluye que de esas salvedades no cabe elevar propuesta de no adjudicación o reducción de la subvención electoral.

En el apartado de alegaciones, 'A la Valenciana' explica en su escrito -con fecha de entrada en el registro del 6 de febrero- que ya se han satisfecho esas deudas con proveedores. También aclara que las facturas de Dulcesol y Terra i Xufa no son gastos de restauración, sino para promover el voto a favor de la coalición.