Las Provincias

El alcalde y el exalcalde de Buñol declaran mañana por irregularidades en la adjudicación de la Tomatina

  • El PP local presentó una denuncia también por la gestión de la recaudación municipal, la limpieza viaria o la publicidad de la radio local

El alcalde de Buñol, Rafael Pérez, y el exalcalde Joaquín Masmano han sido citados a declarar mañana en calidad de investigados (antes imputados) por supuestas irregularidades en la contratación y prestación de varios servicios municipales.

Así consta en una providencia del Juzgado de Instrucción número 3 de Requena, que investiga, a raíz de una denuncia del PP local, supuestas irregularidades en la adjudicación de la fiesta de la Tomatina, y de otros servicios, como la recaudación municipal, la limpieza viaria o la publicidad de la radio local.

Según la resolución, a la que ha tenido acceso EFE, el juzgado cita a declarar como investigados a Joaquín Masmano y Rafael Pérez, ambos de Esquerra Unida (EU), mañana a las 10.30 y 11.00 horas, respectivamente.

Según la denuncia presentada por el PP en Fiscalía, desde 2010 se está prestando de manera irregular el servicio de recaudación municipal por parte de la empresa José Luis Martínez Morant, cuyo contrato había finalizado el 31 de diciembre de ese año.

Ven también irregularidades en la contratación del servicio municipal de limpieza y en la contratación con una empresa privada del servicio de publicidad en la radio municipal, así como de varios becarios.

Los populares creen que todos los hechos serían constitutivos de un delito de prevaricación, y la Fiscalía había pedido que se tome declaración en calidad de investigados al actual alcalde y al exalcalde.

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Requena los ha citado a declarar mañana a las 10.30 y a las 11.00 horas.