Las Provincias

Enric Morera respalda un acto de la principal plataforma independentista catalana

Morera respalda un acto  de la principal plataforma independentista catalana
  • El presidente de Les Corts asiste con Puigdemont a la gala literaria de Òmnium Cultural el mismo día que Marzà alcanza un pacto por la «lengua compartida»

La Declaración de Palma firmada por el Consell junto a los gobiernos catalán y balear no fue el único acto en favor del catalanismo que tuvo lugar el pasado lunes. Enric Morera, presidente de Les Corts, acompañó al presidente catalán Carles Puigdemont en la entrega del Premio de Honor de las Letras Catalanas. Una cita organizada por Òmnium Cultural, una de las dos principales organizaciones civiles a favor de la independencia de Cataluña.

En la ceremonia que tuvo lugar en el Palau de la Música Catalana de Barcelona, Morera no fue el único representante valenciano ya que también acudió Albert Girona, secretario autonómico de Cultura y número dos del conseller Vicent Marzà. La entrega del premio contó con una amplia representación del Gobierno catalán encabezada por Puigdemont, Carmen Forcadell, presidenta del Parlament, y Santi Vila, conseller de Cultura. La premiada fue Isabel-Clara Simó, escritora valenciana nacida en Alcoy. El acto fue llevado con discreción ya que no fue anunciado por Morera y este ni tan siquiera estaba presente en su agenda institucional. Pero el presidente de Les Corts sí acudió a la cita organizada por la entidad soberanista, tal y como refleja la foto colgada en las redes sociales de la conselleria de cultura catalana.

La ceremonia tuvo lugar el mismo día que la firma de la Declaración de Palma. Un encuentro en el que participó el conseller Marzà con sus homólogos catalán y balear, Santi Vila y Ruth Mateu. En el documento los tres gobiernos se comprometen a impulsar acciones contra las «políticas estatales lesivas para la lengua compartida», así como otras medidas lingüísticas y de apoyo a la industria cultural de las tres comunidades autónomas. Estos dos actos tienen lugar en plena deriva soberanista catalana, un hecho que no parece haber importado ni a Morera ni a Marzà, que no dudaron ni en otorgar un reconocimiento institucional a la gala ni en firmar la declaración.

En la entrega del premio (que comenzó con gritos de 'independencia'), la escritora galardonada destacó que «si todos estamos convencidos de que queremos la libertad nadie lo podrá parar», en una clara referencia a su apoyo al proceso soberanista. Simó también indicó que la cultura catalana tiene una consigna indestructible que les ayudará en el camino independentista, «osar pensar por nosotros mismos». Por su parte, el director de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, celebró que la escritora estuviese tan comprometida con su cultura, tal y como informó Europa Press. Cuixart censuró «una persecución pública con recursos públicos», que a su parecer está realizando el estado español contra Òmnium Cultural y aseguró que si Franco no pudo acabar con la entidad tampoco lo podrá lograr el presidente Mariano Rajoy. Además, el máximo representante de la asociación subrayó en redes sociales que este tipo de premios suponen un «eje vertebrador» para los 'Països Catalans'.

Ximo Puig, presidente de la Generalitat, se pronunció ayer acerca de la Declaración de Palma que firmó el conseller Marzà junto a sus homólogos catalán y balear. Puig quitó hierro al acuerdo firmado por las tres administraciones e incidió que «la cultura siempre es un espacio de acuerdo y el Mediterráneo lo es por razones obvias». Puig hizo estas declaraciones en una comparecencia informativa que ha ofrecido junto con el alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, tras mantener ambos una reunión en el Ayuntamiento de esta ciudad. El jefe del Consell dejó de lado el punto que hace referencia a la actuación común contra las 'políticas estatales lesivas para la lengua compartida' y se centró en lo que consideró fundamental, « intentar ampliar todas las oportunidades que tienen nuestros creadores y nuestra industria cultural, y buscar todas las sinergias posibles y todos los espacios comunes para intentar, de una manera o de otra, que nuestros creadores, actores, diseñadores, personas del mundo de la cultura tengan una posibilidad de situarse en un mercado más amplio».

Una «vergüenza» para el PP

En las filas populares esta clase de actos no están sentado nada bien. Beatriz Gasco, diputada y portavoz de Educación, denunció en un comunicado que en el PP les produce una «auténtica vergüenza» que el conseller Marzà se dedique a hacer política sectaria que «para nada representa los intereses de los valencianos». Gascó destacó que la cumbre celebrada en Palma tan sólo tiene como objetivo «visibilizar la unidad de la lengua y dar un paso más en la defensa de sus aspiraciones catalanistas». Por ello, anunció que desde el grupo popular en Les Corts solicitarán la relación de los gastos del viaje de Marzà y su equipo a Palma, «con copias de las facturas y justificantes que acrediten el gasto, y también los beneficios conseguidos en ese viaje para mejorar la condición de vida de los valencianos».

Desde el PP provincial también arremetieron contra el conseller de Educación y Cultura por posicionarse del lado del soberanismo. El presidente del PP de la provincia de Valencia, Vicente Betoret, criticó que Marzà esté utilizando el Consell «para sus propios propósitos» y aseguró que ya no oculta sus aspiraciones y está «dando alas» al soberanismo. Un tema que considera de «alto riesgo» por la actual coyuntura política. Betoret también indicó que se está usando la Comunitat para seguir la misma «hoja de ruta» que el independentismo catalán y que se está siguiendo «el mismo patrón».