Las Provincias

Oltra justifica el criterio «técnico» de la Abogacía para defender el ERE de TVV

La consellera de Infraestructuras, María José Salvador, y la vicepresidenta Mónica Oltra, ayer. :: EFE
La consellera de Infraestructuras, María José Salvador, y la vicepresidenta Mónica Oltra, ayer. :: EFE
  • Asegura que la posición de los servicios jurídicos de la Generalitat no tiene nada que ver con la postura política del Consell sobre este tema

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, trató de caminar ayer sobre el delgado alambre que supone defender la posición de la Abogacía de la Generalitat en el juicio celebrado esta semana en la Audiencia Nacional por el ERE de Canal 9 -los servicios jurídicos del Gobierno valenciano asumieron las razones del Consell presidido por Alberto Fabra para aprobar el cierre de la televisión pública- y no admitir al mismo tiempo la contradicción que supone que, cuando se adoptó aquella decisión, los partidos que hoy gobiernan la Generalitat, PSPV y Compromís, la rechazaran y la tildaran de 'golpe de estado'.

Con los trabajadores de RTVV a las puertas del Palau de la Generalitat protestando de nuevo contra la actitud mantenida por el actual Gobierno valenciano, Oltra vino a explicar que una cosa era la «defensa técnica» que la Abogacía de la Generalitat había llevado a cabo de su posición, y otra muy distinta la «posición política» del Consell de la Generalitat. La vicepresidenta llegó a subrayar incluso que los servicios jurídicos de la Generalitat tienen «independencia funcional», como si ese hecho implicara que su posición no viniera condicionada en ningún caso por la del propio Consell.

Oltra dijo que el actual Gobierno valenciano «opina lo mismo que opinaba sobre el cierre: que no tenía que haberse producido. Y que la ley que lo permitió nunca tenía que haberse aprobado». La líder de Compromís remarcó que los partidos que forman parte del Consell «están en contra del cierre y de cómo se hicieron las cosas, y los trabajadores lo saben». Las protestas a las puertas del Palau a la misma hora que intervenía la vicepresidenta dejaban en evidencia las palabras de Oltra.

En esta línea, insistió en que la «postura política no ha cambiado» porque se rechaza que el anterior gobierno del PP «dejara a los valencianos sin RTVV». Sin embargo, manifestó que ahora al Gobierno actual le corresponde gestionar las consecuencias del «empastre que se generó con las diferentes metidas de pata» de los 'populares' en todo lo que respecta a la corporación y con el «primer ERE y el empastre judicial, técnico y administrativo que nos han dejado», en alusión al último Gobierno del PP.

Pero la vicepresidenta insistió: una cosa es lo que se opine del cierre, y otra muy distinta la posición que asuma la Abogacía de la Generalitat. «Hay leyes que no me gustan pero las tengo que cumplir, y la Abogacía hace una defensa técnica de los argumentos que se basan en la legislación vigente», explicó.

Lo que Oltra vino a sostener es que a los servicios jurídicos de la administración autonómica no les queda más remedio que atender el marco legal, aunque la indignación de los extrabajadores tiene que ver con la contradicción que supone el hecho de que PSPV y Compromís hayan pasado de rechazar el cierre de RTVV a sostenerlo en los tribunales. Los representantes de los trabajadores han expresado su indignación por esta postura, conscientes de que el Ejecutivo trata de evitar una sentencia condenatoria que podría obligar a la administración autonómica a readmitir a los 1.600 empleados de la vieja RTVV.

El presidente del comité de empresa, Albert Vicent, volvió a recordar ayer que el cierre del ente público se produjo sobre la base de una ley que los propios socialistas llegaron a recurrir ante el Tribunal Constitucional, y que es la misma norma que ahora defiende la Abogacía de la Generalitat para justificar la validez del ERE recurrido por los sindicatos.