Las Provincias

Hacienda echa un pulso a Les Corts y saca del presupuesto cerca de 4 millones en ayudas

El conseller Vicent Soler, en Les Corts. :: EFE
El conseller Vicent Soler, en Les Corts. :: EFE
  • La conselleria no incluye una quincena de enmiendas por errores técnicos y exige que las corrija la Cámara a pesar de que están aprobadas

Tanto desde la Conselleria de Hacienda como en Les Corts acabaron el año hastiados de asientos, partidas, proyectos, altas y bajas presupuestarias. Finalmente, se aprobaron las cuentas de la Generalitat para este año. Sin embargo, durante la última semana de 2016 había que ajustar las cifras. No se hizo. El PP se negó a firmar una Ley de Presupuestos que considera ficticios. Sin la rúbrica de todos los grupos parlamentarios no se podía acometer las correcciones que exigía la conselleria que dirige Soler. Sin embargo, sin la aprobación de Les Corts, el Consell se quedaba sin cuentas. Así que se pasó por alto los errores y las cuentas se publicaron el pasado 31 de diciembre en el DOGV. Tres días más tarde, desde Hacienda se advirtió a la Cámara de que no incluye 15 enmiendas, a pesar de haber sido aprobadas por los grupos parlamentarios, lo que ha causado estupefacción en la Cámara. Tanto desde la oposición como, al menos, un miembro del tripartito hacen el mismo diagnóstico: Hacienda le está echando un pulso a Les Corts.

Las partidas enmendadas y que la conselleria considera que deben ser rectificadas afectan a subvenciones por un valor que los partidos cifran en cerca de cuatro millones de euros, ayudas, por ejemplo, para los centros tecnológicos, o empresas de economía social, a través de iniciativas de Podemos, PSPV o Compromís. Se trata de errores menores, cuestiones de forma de presentar los textos de las enmiendas, o incluso la exigencia de la conselleria de que las cifras se redondeen, una premisa que desde la Cámara se considera absurda y que, en realidad, es una instrucción interna de Hacienda al resto de departamentos de la Generalitat con el fin de cuadrar mejor las cuentas.

Fuentes del departamento de Soler indican que el proyecto de ley es de la Cámara y que, por tanto, es el parlamento el que debe corregir un trabajo criticado desde el Ejecutivo por considerar que los diputados han actuado de manera poco eficiente. Por su parte, desde Les Corts, tanto la oposición como miembros del tripartito consideran que las enmiendas, ya votadas, «reflejaban una voluntad política, la de modificar unas partidas presupuestarias, y las cuestiones técnicas se pueden resolver de una u otra manera, pero el Ejecutivo no puede ignorar un mandato del poder Legislativo». Desde los partidos de la oposición señalan que es Podemos el partido más perjudicado por la medida tomada desde la Dirección General de Presupuestos de la conselleria.

El problema es inédito porque hasta ahora, desde Les Corts, siempre se había accedido a corregir esos errores técnicos. Hacienda considera, en este sentido, que el culpable de la situación es el PP, el único partido que se negó a firmar las correcciones. Sin embargo, los populares replican que los presupuestos del Consell están plagados de situaciones anómalas y que no contribuirían a regularizarlas. Tanto fuentes de Podemos como de Ciudadanos coinciden en considerar que «el PP se ha enrocado y la Generalitat se ha venido arriba al darse el lujo de ignorar una ley que emana del Parlamento». El pasado lunes, el diputado popular Rubén Ibáñez anunció que su partido recurrirá los presupuestos, que calificó de chapuceros, mientras que el síndic del PSPV, Manolo Mata, consideró que la oposición exageraba la nota y que era una cuestión menor, de «ajuste». Sin embargo, fuentes parlamentarias auguraron ayer el «malestar» de los colectivos que debían ser beneficiados por las partidas presupuestarias que se han quedado fuera de las cuentas a causa del pulso entre el Consell y Les Corts.