Las Provincias

El conseller Soler, en una imagen de archivo. :: damián torres
El conseller Soler, en una imagen de archivo. :: damián torres

Soler se desmarca del pacto de las comunidades socialistas con la gestora y vota no al déficit

  • El conseller emplaza al Gobierno central a convocar la comisión de expertos para comenzar a negociar la reforma de la financiación

valencia. El conseller de Hacienda del Gobierno valenciano, Vicent Soler, votó ayer en contra del acuerdo alcanzado entre PP y PSOE para fijar los techos de déficit para los próximos ejercicios. En contra de lo ordenado por la gestora que dirige de forma provisional a los socialistas, y que por la mañana había ordenado a los consejeros de las autonomías donde gobierna este partido que se abstuvieran en la votación, la Comunitat y también Baleares -ambas gobernadas por el PSOE- mantuvieron el voto en contra para visualizar que su complicada situación financiera hace imposible asumir los objetivos de déficit acordados.

Estas dos autonomías, junto a Cataluña, protagonizaron los tres votos en contra del acuerdo. Ocho autonomías votaron a favor y las otras seis, siguiendo la consigna del PSOE, en contra. El acuerdo prevé un tope de déficit para 2017 del 0,6% del PIB, 0,3% en 2018 y el equilibrio presupuestario para 2019.

El conseller valenciano aprovechó su intervención en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para reclamar un objetivo de déficit del 1,4 % «como mínimo» y un Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) con un interés del 0 %. A su llegada a la reunión, Soler señaló que una flexibilización del déficit autonómico del 0,6 % es «poco creíble» en el caso de la Generalitat valenciana que ya haría «un gran esfuerzo» para rebajar hasta el 1,4 % porque a juicio del conseller, esta comunidad parte de una situación «terrible» de la que culpó a la herencia del Partido Popular. El conseller del Gobierno que preside Ximo Puig también aprovechó la presencia de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría para trasladarle el contenido del acuerdo alcanzado en la reunión de la comisión mixta Consell-Corts por la que se reclama reunir ya a la comisión de expertos para abordar la reforma del sistema de financiación autonómica. Soler le recordó a la vicepresidenta que el PP también había respaldado esa reclamación.

El conseller valenciano, eso sí, admitió el «cambio de tono» percibido en el tratro del Gobierno con las CCAA. Con todo, insistió en que la décima de más que logran las autonomías -se pasa de la propuesta inicial del Gobierno del 0,5% al 0,6% de límite de déficit apenas supone 100 millones de euros para la Comunitat, «y que lo que inicialmente tendríamos que pagar con cargo al FLA ordinario -porque sería un exceso de déficit no autorizado-, ahora se vaya a pagara con el extraordinario, que es el que paga el déficit autorizado».

Por su parte, la presidenta del PPCV y portavoz del PP en las Corts Valencianes, Isabel Bonig, explicóp ayer que «no le quepa a nadie la menor duda» de que su formación está «a favor del cambio de modelo de financiación», al tiempo que indicó que los 'populares' empiezan a «hartarse de la demagogia del Consell» en esta materia. Así lo ha indicado en los pasillos de les Corts donde ha rechazado el «victimismo» del gobierno autonómico.