Las Provincias

Mónica Oltra, portavoz del Consell.

Mónica Oltra, portavoz del Consell. / EFE

El Consell rechaza tramitar ocho enmiendas del PP a los Presupuestos de 2017

  • El ejecutivo valenciano cree que disminuirían los ingresos y pondrían en riesgo la prestación de servicios fundamentales

El Pleno del Consell ha manifestado su disconformidad a la tramitación de ocho enmiendas a los Presupuestos de la Generalitat para 2017 que supondrían una disminución de los ingresos previstos en dichos presupuestos que pondrían en grave riesgo la prestación de los servicios públicos esenciales.

El Consell ha subrayado su rechazo categórico a cualquier tipo de recortes que pongan en peligro la calidad de los servicios básicos de los valencianos y valencianas, al tiempo que ha recalcado que los recursos incorporados en los presupuestos como reivindicación por la situación de infrafinanciación de la Comunitat Valenciana constituyen una demanda justa y necesaria en su apuesta por los sectores productivos, las empresas y familias valencianas.

Tal como recoge el artículo 132.1 del Reglamento de las Corts, que regula la presentación de enmiendas parciales al Proyecto de Ley de los Presupuestos, aquellas enmiendas que supongan una minoración de ingresos deben contar con la conformidad del Consell para su tramitación.

En concreto, las enmiendas que han sido valoradas por el Consell, presentadas todas ellas por el grupo parlamentario popular en Las Corts, son las que llevan por número 39.819, 39.820, 39.821, 39.823, 39.824, 39.825, 39.826, 39.827.

En el caso de la enmienda de modificación 39.819, el grupo popular propone la modificación del apartado a) del punto 1 del artículo 3, de modo que quede la siguiente redacción: "...con los derechos económicos que se prevén liquidar durante el ejercicio, cuyo importe estimado es de 12.261.138.200 euros". Esta variación de la cuantía liquidada supone una minoración en el estado de ingresos de 1.325 millones de euros.

En este caso, el Consell se opone a su tramitación dado que el grupo que ha registrado esta enmienda no aporta justificación para este cambio, ni ha planteado alternativa alguna por la vía de los ingresos ni la necesaria y complementaria enmienda que concrete los efectos de la misma sobre el estado de gastos, algo que se considera imprescindible para asegurar la estabilidad y sostenibilidad presupuestaria.

El resto de enmiendas presentadas cuya tramitación ha sido rechazada hoy por el Consell va referido a los impuestos de Patrimonio, y de Sucesiones y Donaciones. Su contenido supone un incremento de los beneficios fiscales de 25.928.690 euros en el impuesto de Patrimonio y de 154.629.538 euros en el impuesto de Sucesiones.

El objetivo de las enmiendas, entre otros, es dejar sin efecto el incremento de estos tributos a las grandes fortunas y herencias. Debido a ello, conllevan una minoración sobre el estado de ingresos de 180.558.227 euros (que a su vez se entiende que ya está incluido en la disminución de ingresos calculada en la enmienda número 39819).

En este caso, el Consell se opone igualmente a su tramitación al considerar que esta minoración no está motivada y no se recoge una enmienda que plantee alternativas en los ingresos o que permita equilibrar el presupuesto.