Las Provincias

El Consell calienta la cita con el Gobierno para exigir más financiación

  • Soler se reunirá hoy con Montoro y el resto de comunidades autónomas en una cita en la que no está previsto debatir sobre un nuevo modelo

Valencia. Todo está preparado para el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Vicent Soler, conseller de hacienda, protagonizó ayer la primera reunión de la comisión mixta Corts-Consell con el objetivo de conseguir el respaldo de todos los grupos parlamentarios cara a la reunión que mantendrá hoy con el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro.

Soler ha conseguido poner de acuerdo a los cinco partidos políticos con representación en Les Corts para reclamar que se inicie de forma inmediata los trámites para reformar el sistema de financiación. En la reunión de mañana estarán presentes representantes de todas las comunidades autonónomas y será copresidida por Montoro y Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del gobierno. Los asuntos que figuran en el orden del día son los techos de déficit y de gasto autorizados para las diferentes regiones, por lo que en principio no está previsto tratar el cambio de modelo de financiación. Una situación que no ha gustado nada al conseller de Hacienda, que mostró su sorpresa y aseguró que pondrá el tema sobre la mesa en el turno de ruegos y preguntas. Soler volvió a destacar la «situación calamitosa» que vive la Comunitat por el actual sistema de financiación autonómico. Para el conseller «no puede pasar ni un solo día sin iniciar la negociación para reformar el sistema de financiación y para la resolución de la deuda».

Sobre el hipotético acuerdo que habrían llegado el PP y el PSOE para aumentar el objetivo de déficit de 2017 de un 0,5 a un 0,6%, el conseller de Hacienda señaló que «bienvenidos» sean esos 100 millones adicionales. Aunque matizó que este cambio no soluciona el problema de financiación valenciano. Mireia Mollà, diputada de Compromís, se mostró muy crítica con esta posible rebaja del déficit. La nacionalista considera que el pacto «un gran error» ya que los dos partidos «vuelven al marco partidista» y se olvidan de que quienes van a a estar sentados son el Gobierno y las diferentes comunidades autónomas.